Los reyes de la tierra

ANTON MERIKAETXEBARRIA
Los reyes de la tierra

El reestreno de este clásico de la ciencia-ficción, ahora en 3D, da fe del éxito y el significado cinematográfico que 'Parque Jurásico' tuvo en todo el mundo. Así que nunca está de más recuperar este espectacular renacimiento de los dinosaurios, una aventura antropológica que comenzó hace 65 millones de años, enmarcada ahora en la remota isla de Niebla, en Costa Rica. Allí, un grupo de científicos, expertos en el campo de la ingeniería genética, logran recrear fantásticas criaturas, como los Tyranosaurus Rex, Velocirraptores, Brachiosaurus, Triceratops, Galliminus y los pequeños Dilophosaurus, reyes de la Tierra durante 160 millones de años.

La película de Steven Spielberg, del escritor Michael Crichton y de la acción animada de Stan Winston nos sitúa en un mundo maravilloso, donde termina la ciencia y comienza lo impredecible, realzado por los oscarizados efectos especiales. Todo ello contribuye al éxito de la empresa, capaz de fascinar por igual a chicos y grandes. Sobre todo a la hora de contemplar, con los ojos redondos como platos, la aparición de enormes manadas de dinosaurios pastando al amanecer a orillas de un lago. Se trata de un momento primigenio y virginal, cuyo poder hipnótico queda fijado para siempre en la retina del público espectador.

Así pues, sorprendente hallazgo el de esta película en la que el cine permite el encuentro entre los seres humanos y esos increíbles reptiles. Tradicionalmente, el problema de los filmes con monstruos prehistóricos radica en el cómo justificar su coexistencia con los humanos. 'Parque Jurásico' solventa dicha cuestión con indiscutible maestría, al tiempo que conduce a los espectadores a través de un viaje asombroso, por medio del cual se homenajea a las vastas formas y a las gigantescas bestias que nos precedieron, en un espectáculo tan mágico como revelador.

Fotos

Vídeos