Denuncian el uso político de las euroórdenes

Jokin Aranalde, Beñat Atorrasagasti y Aitor Zubillaga, tres de los miembros del Colectivo de Exiliados Políticos Vascos (EIPK) detenidos en Francia tras protagonizar un acto en Biarritz, censuraron ayer la utilización política de las euroórdenes y denunciaron un intento de tapar su aportación a la resolución del conflicto. Los tres, reclamados por España por pertenencia en ETA, se encuentran en libertad a la espera de que la Justicia francesa decida sobre su entrega en la frontera.