La falta de recursos policiales dispara los robos en Ortuella

RUTH QUEVEDOORTUELLA.

La Policía local de Ortuella está en horas bajas. Según han advertido fuentes del Consistorio en base a su último informe anual, el cuerpo se encuentra «bajo mínimos de recursos humanos», al contar con nueve agentes y un administrativo después de que el Ayuntamiento amortizara dos plazas. Además, «los policías no realizan cursos desde 2010» y se ven obligados a desempeñar otras funciones ajenas a la seguridad ciudadana, «como la apertura del cementerio o la vigilancia de edificios públicos». Así, el estudio «estima necesaria la ampliación de la plantilla y la adecuación de sus instalaciones con carácter inmediato».

Estas carencias han favorecido el incremento de delitos contra la propiedad. El informe de 2012 detalla siete robos por el método del tirón, ocho con fuerza (la mitad de ellos en domicilios), y dos sustracciones de vehículos, más otras nueve tentativas de robo: seis en casas y el resto en locales comerciales. Por otra parte, se contabilizaron 55 hurtos, una veintena de ellos en el interior de los coches. Además, hubo 81 atestados relacionados con los daños y casi una tercera parte de ellos alude a destrozos en los automóviles. Destaca, asimismo, la atención en trece accidentes, la retirada de once turismos y las más de 400 denuncias por infracciones viales.

Algunos actuaciones aumentaron el año pasado respecto a 2011, con 43 intervenciones relacionadas con hurtos y 61 por daños. Sin embargo, por lo que se refiere al tráfico, la Policía local tramitó 1417 denuncias hace dos años, un volumen muy superior al que refleja la memoria de 2012.

La Ertzaintza, por su parte, atendió una decena de robos en domicilios de Ortuella, seis más que en 2011. Igualmente, aumentaron los robos con violencia o intimidación. Como contrapunto, estos delitos descendieron en empresas.