Eroski abre una 'guerra de precios' al abaratar hasta un 15% más de 2.000 productos

La campaña está limitada a Euskadi y el centro que la firma tiene en Castro Urdiales

JULIO DÍAZ DE ALDABILBAO.
Una clienta hace las compras en un supermercado de Eroski./
Una clienta hace las compras en un supermercado de Eroski.

Si en el ámbito de la distribución es efectivo el dicho de que 'quien golpea primero, golpea dos veces', Eroski se ha apuntado ya dos tantos. La cooperativa inició esta semana una agresiva campaña comercial al bajar hasta un 15% y para siempre más de 2.000 de los productos más demandados por las familias. Un gesto que podría desatar una 'guerra de precios' que sólo tendría un beneficiario: el consumidor.

En este caso, el consumidor vasco, pues la campaña está limitada a Euskadi y el centro que la firma tiene en Castro Urdiales. Cuando la recesión aprieta fuerte y el paro no deja de crecer, todos los estudios revelan que en el ánimo de los compradores pesa cada vez más el precio de aquello que compran, con lo que es previsible que las ventas de Eroski crezcan. Esa es la previsión del grupo presidido por Agustín Markaide, que explicó ayer que buena parte de los ahorros que traslada ahora a sus clientes devienen de una mejora notable llevada a cabo en los procesos de logística, transporte y almacenaje. Más eficiencia interna y un esfuerzo compartido con los proveedores, que también aportan lo suyo a este gesto, con la misma esperanza de que el volumen de ventas aumente. «Se trata de la bajada de precios más ambiciosa realizada nunca por la cooperativa», destacó la directora comercial de Eroski, Eva Ugarte. Enmarcado en su nuevo Plan Estratégico 2013-2016, este esfuerzo afectará a 1.600 productos de primeras marcas fabricantes, otros 300 de marca propia Eroski y 200 más en el apartado de frescos.