La crisis obliga a reutilizar seis años los libros del plan de préstamo en la escuela

Este programa de la red pública vasca no se extenderá a toda la Secundaria el próximo curso por los problemas de presupuesto

M. F. VALLEJOBILBAO.
Una alumna trabaja con su libro de texto en un aula de Primaria. /Efe/
Una alumna trabaja con su libro de texto en un aula de Primaria. /Efe

La austeridad a la que obliga la crisis económica también se deja notar en las aulas vascas. El Programa de Gestión Solidaria de Libros que puso en marcha el Gobierno socialista en 2007, con la previsión de que los manuales duraran un máximo de cuatro años, ha tenido que alargar el tiempo de vida de los textos. Ya en el último año del mandato del PSE al frente de Educación se pasó de cuatro a cinco años de uso. Y en septiembre se sumará uno más en algunas etapas educativas.

En concreto serán los alumnos de tercero y cuarto de Primaria - entre 8 y 10 años- los que hereden los manuales más viejos, con cinco cursos de antigüedad, y, además, se verán obligados a hacerlos durar uno más. Los manuales que llegarán a las mesas de quinto y sexto de Primaria habrán acumulado ya cinco cursos de uso. En el ciclo inicial, los más pequeños de 6 a 8 años, estrenan todos los meses de septiembre el material escolar porque son manuales y fichas en los que se escribe y no pueden ser reutilizados.

Este proyecto solidario por el que se heredan los libros de unos niños a otros nació en 2007 con el objetivo de implantarlo en todas las etapas obligatorias, de 6 a 16 años. Sin embargo, el programa no se va a poder extender por ahora a los dos últimos cursos de Secundaria, también por motivos económicos.

Los padres pagan 26 euros

El Gobierno vasco dedicará el próximo curso 3,2 millones de euros a este programa. Con ese dinero se hace frente a la factura de todo el material que hay que comprar cada curso porque no es reutilizable. La gestión del programa la realiza una comisión nombrada en las propias escuelas e institutos públicos. El coste del programa por alumno va de 118 euros a los 230, según la etapa. Las familias deben abonar entre 26 y 44 euros también dependiendo del curso académico. El resto del coste lo asume el Ejecutivo vasco.

Esta iniciativa ayuda a las familias a afrontar los gastos escolares. El lote completo de libros de texto de un alumno de segundo de Secundaria, por ejemplo, cuesta cerca de 230 euros. Con el sistema de préstamo, Educación paga el 80% y los padres, el 20%. El programa es voluntario, pero la mayoría de las familias vascas lo han aceptado. Además del ahorro que supone, tiene un componente educativo muy importante: acostumbra a los más pequeños a cuidar el material escolar. Los alumnos que por mal uso estropean los manuales están obligados a pagarlos.

Los colegios concertados no tienen acceso al plan de préstamos de libros de texto del Gobierno vasco. Sin embargo, hay ya un gran número de centros de la red privada-subvencionada que ha puesto en marcha experiencias similares de reutilización de textos escolares.

Las únicas voces críticas han surgido desde las empresas editoriales y las librerías. Ya desde el inicio del proyecto notaron una bajada de las ventas de textos escolares, pero ahora comienzan a sentir también los efectos de que se esté alargando el período de uso de los manuales en los centros de enseñanza.