Barakaldo conecta sus bidegorris para facilitar una ruta ininterrumpida hasta la playa de La Arena

Un nuevo paso de 90 metros unirá los 16 kilómetros de carril-bici con la Zona Minera y la vía verde de Galdames

SERGIO LLAMASBARAKALDO.

Ya no será necesario bajarse de la bicicleta para disfrutar de los bidegorris de Barakaldo, e incluso de los de toda la Margen Izquierda o de Las Encartaciones. En poco más de tres semanas el entramado de sendas ciclables del municipio fabril se conectará al completo con el sistema de carril-bici que conduce hasta la playa de La Arena y hasta la localidad encartada de Galdames. Será gracias a una pequeña obra para construir un tramo de 90 metros de longitud en Beurko Viejo que enlace los bidegorris del Paseo Dolores Ibarruri con el que rodea el río Galindo, a la altura de la calle Ibaibe.

«Es una pequeña obra pero que nos permitirá conectar nuestros bidegorris para comienzos de verano y que sea más aseguro asomarse a la Zona Minera, a la playa de La Arena o incluso a través de la vía verde a la zona de Galdames», defendió el alcalde, Tontxu Rodríguez. El regidor anunció que los trabajos de construcción se iniciaron el lunes y supondrán una pequeña inversión de 6.094 euros. Del pintado de los nuevos carriles se encargará la propia brigada municipal de señalización, lo que ha rebajado el coste del proyecto.

El nuevo tramo tendrá una anchura de dos metros, uno por carril y sentido de la circulación. Los peatones podrán seguir circulando tranquilamente por este paso ya que se conservará la acera que existe en la actualidad. Con esta nueva incorporación, los cerca de 16 kilómetros de carril-bici de Barakaldo quedarán unidos y permitirán acceder de forma más segura a la pasarela de madera de 33 metros instalada sobre el río Galindo hace ahora dos años.

Cruce de carreteras

La última mejora al entramado de bidegorris en Barakaldo se produjo en julio del pasado año, cuando se sustituyó el antiguo puente junto al polideportivo de Gorostiza por una moderna pasarela con dos arcos metálicos y 35 metros de longitud sobre la carretera BI-4743. Además de eliminar una curva de poca visibilidad considerada como punto negro, su estructura unió la senda ciclable del antiguo ferrocarril minero Luchana-Mining con un paseo de 800 metros hasta el barrio de El Regato.

En el Consistorio recordaron que actualmente todavía es necesario atravesar alguna carretera o acera para pasar de un carril-bici a otro en el municipio. «El Ayuntamiento está tratando de poner remedio a esta situación ahora, de forma que se pueda circular por toda la ciudad por bidegorris», anunciaron. Especialmente importante será este nuevo tramo de 90 metros para cuya construcción se afectará parcialmente al tráfico. No será necesario cortar ninguna carretera, pero sí colocar un nuevo 'stop' dirigido a los vehículos que acceden a Bagatza desde la rotonda entre la Avenida de La Libertad y la ronda de circunvalación de la Avenida de Altos Hornos. Se mantendrán los pasos de peatones actuales y se estrechará parcialmente una de las aceras de la calle Bagatza.

Fotos

Vídeos