El Orfeón Durangués afronta nuevos retos al cumplir 131 años

Bajo las órdenes de Arrate Bañeres, primera mujer que preside el grupo, y la batuta de Fernando Urain, interpreta hoy la 'Misa de la Coronación'

MARTA GOIKOETXEADURANGO.
Arrate Bañeres y Fernando Urien, en primer plano, junto a los integrantes del Orfeón, en un ensayo. ::
                         M. G./
Arrate Bañeres y Fernando Urien, en primer plano, junto a los integrantes del Orfeón, en un ensayo. :: M. G.

Los nuevos retos mantienen viva a una agrupación tradicional. Este es el caso del Orfeón Durangués que tras cumplir el año pasado su 130 aniversario encara una de sus apuestas más complicadas y trabajadas. Medio centenar de intérpretes darán vida a la 'Misa de Coronación en do mayor' de Mozart en el Concierto de Pascua que llevarán a cabo a las ocho de esta tarde en la basílica de Andra Mari. Esta actuación, dedicada al tenor Julio Cuerpo fallecido recientemente, marcará el nuevo rumbo que ha tomado el colectivo a manos de Arrate Bañeres, primera presidenta en la historia de la formación, y su nuevo director, Fernando Urain.

El Orfeón Durangués es una de las agrupaciones más antiguas y de Bizkaia y su continuidad se basa «en el arraigo y la tradición que se transmite de generación en generación», comentó su presidenta. De hecho, ella misma, que lleva cerca de quince años vinculada al grupo es la tercera generación de su familia y su hija de 18 años ya participa en él. Desde septiembre afronta como «un honor» su papel, que ha marcado un antes y un después en la historia del colectivo. Por un lado, es la primera mujer que desempeña esta labor y, por otro, es también la primera vez que la dirección se comparte con la participación activa como cantante. «Hasta el momento, era más un personaje mediático, pero no era orfeonista. En cambio, yo soy una más», valoró Bañeres, que esta tarde cantará como contralto solista.

Sopresa para el final

Al cambio en la cabeza de la agrupación, también tuvieron que buscar un nuevo director. En este sentido, reconocen que han encontrado «una batuta mágica» con la incorporación de Fernando Urain, más conocido como 'Fefe'. «Es un chollo, esperamos que nos dure muchos años porque es un hombre cargado de experiencia, juventud y que ha sabido crear un ambiente buenísimo», destacaron los miembros de la junta.

'Fefe', por su parte, lo tomó como «un reto personal». Con un amplio currículo, lleva veintidós años dirigiendo la Banda de Deba y trece años en el coro, compromiso con el que concluirá este verano. «No puedes llegar a todas las agrupaciones», confesó el maestro, que es además profesor de trompeta y director en la Banda de Música de Durango.

Ha conseguido dar un nuevo rumbo a la agrupación y ha introducido un método de trabajo que ha satisfecho las expectativas de sus alumnos, incluso de los más veteranos. «Con él hemos conseguido utilizar la tecnología para estudiar mediante archivos de audio que llevamos a casa y así adelantamos trabajo», indicó Bañeres.

Con este nuevo sistema de trabajo, encaran el reto de esta tarde. «Lo consideramos más dificultoso. Sin embargo, al trabajarlo tanto, hemos llegado a la conclusión de que somos capaces de llevarlo a cabo». El concierto integra la 'Misa de la Coronación' y el 'Freedom trilogy'. En la primera parte intervendrán como solistas cuatro integrantes del grupo: la soprano Irene Lasa, el tenor Fernando Alsasua, el bajo Luis Mª Uriarte como bajo y Arrate Bañeres. A la intervención del organista Gerardo Rifón, del Orfeón Donostiarra, se suman los trompetistas Carlos Sánchez-Barba y Gorka Agirrezabala, de Durango y Deba, respectivamente, y Xabier Azkarate en los timbales. En la trilogía intervendrán las sopranos Jone Arana, Mireia Aranzabal y Julene Bernaola y el bajo Juan Carlos Aranzabal. La actuación reserva una sorpresa para el final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos