La inmigración a Gran Bretaña marca el discurso de la reina

El Gobierno de David Cameron elabora una ley para reducir la entrada de ciudadanos de otros países y el número de los que residen sin permisos

ÍÑIGO GURRUCHAGA CORRESPONSALLONDRES.
Isabel II y el duque de Edimburgo, ayer en el Parlamento. | EFE/
Isabel II y el duque de Edimburgo, ayer en el Parlamento. | EFE

Una nueva ley de Inmigración por la que el Gobierno británico quiere reducir el número de personas que residen ilegalmente en el país y limitar la atracción de Reino Unido para ciudadanos búlgaros y rumanos que tendrán derecho a establecerse en suelo británico a partir del fin de este año fue la medida más destacada del Discurso de la Reina, presentado ayer en el Parlamento. El acto, al que asistió por primera vez el príncipe de Gales como signo del papel más prominente que la monarquía británica dará en los próximo meses al heredero, es un rito anual en el que Isabel II lee un discurso breve donde recita la lista de proyectos de ley que el Gobierno quiere introducir en el próximo año parlamentario.

Elegir la inmigración para el proyecto estrella se corresponde con lo que dicen los sondeos de opinión -el 57% de la población lo incluye entre los tres asuntos más importantes del país, cuando hace un año era el 11%, según la firma YouGov- y es también una reacción al ascenso en la popularidad del UKIP (Partido por la Independencia de Reino Unido), que logró cerca de una cuarta parte de los sufragios en las elecciones municipales de la pasada semana.

El número de inmigrantes descendió de 589.000 a 515.000 entre junio de 2011 y junio 2012, según datos de la Oficina Nacional de Estadística. La composición de esas cifras agregadas fue: procedentes de países de la Commonwealth, de 168.000 a 117.000; de los ocho nuevos Estados de la UE, de 86.000 a 62.000; estudiantes no comunitarios, de 239.000 a 197.000.

Pero el Gobierno de David Cameron quiere ir más lejos. Los propietarios de viviendas arrendadas a residentes irregulares y las empresas que los contraten serán castigados con fuerte multas, de miles de euros, según un ministro. En la actualidad, una empresa que contrata a inmigrantes indocumentados ya puede ser multada con unos 5.500 euros. Quiere también limitar el derecho de recurso judicial a la expulsiones.

Amplia consulta

Para disuadir a búlgaros y rumanos de viajar a Reino Unido, el Gobierno quiere establecer la obligación de residencia al menos por seis meses antes de que un inmigrante procedente de la UE pueda cobrar el subsidio de desempleo o la atención sanitaria en el servicio público de salud, y que tenga que haber residido al menos dos años en un distrito antes de poder solicitar un subsidio de vivienda.

El hecho de que algunas medidas ya existen en forma similar a la delineada, que otras sean de difícil implementación y que el Gobierno se defendiera de las acusaciones por la falta de detalle en sus explicaciones tras el discurso aclarando que, antes de presentar el proyecto de ley, habrá una amplia consulta, sugiere que tendrá problemas para definirlas con precisión.

La reina compareció en el Parlamento tras anunciarse que limitará los largos viajes oficiales porque a que a sus 87 años debe ralentizar su agenda. En esos viajes le representará su hijo, Carlos, que ayer también por primera vez acompañó a Isabel II en un acto que simboliza la relación de la monarquía con el Parlamento.