Murueta Torre asegura su cierre

Cuatro años después de su rehabilitación se retira la «enclenque» valla provisional de chapa que separa la vivienda del colegio público de Landako en Durango

MANUELA DÍAZDURANGO.
Retiran la «enclenque» valla de chapa que separaba Murueta Torre, después y antes de su rehabilitación en 2009, del colegio. ::
                         MITXEL ATRIO/
Retiran la «enclenque» valla de chapa que separaba Murueta Torre, después y antes de su rehabilitación en 2009, del colegio. :: MITXEL ATRIO

Lleva ya cuatro años sin uso y todo parece indicar que así seguirá algún tiempo más. Sin embargo, la casa Murueta Torre de Durango lleva unos días de obra con objeto de afianzar el cercado que le separa del patio del colegio público de Landako. Las obras que comenzaron durante las vacaciones de Semana Santa dotarán a la finca de una estructura fija eliminando así la valla provisional de chapa instalada tras la rehabilitación del edificio que aún está sin estrenar.

Landako Eskola, cuyas instalaciones se encuentran anexas a Murueta Torre, solicitó el pasado curso la modificación del cerramiento por considerarlo «enclenque y peligroso para los pequeños», según informaron desde el Consejo Escolar. El centro reclamaba entonces «un muro acorde con el colegio y las necesidades». Desde la dirección del centro añadían ayer que «se trataba de un muro provisional. No era acorde a la estructura del centro».

Las obras supondrán un coste de cerca de 126.000 euros, de los cuales 75.600 serán subvencionados por el Gobierno vasco. Esta inversión, sin embargo, incluye también la reforma de la cubierta del frontón del colegio, de uso público las tardes y los fines de semana, afectada de diferentes goteras. Asimismo, la Brigada de Obras del Ayuntamiento ha trasladado la caseta de autobús que se encontraba junto a Landako Eskola a la zona de Madalena, además de mejorar el pavimento de la entrada al centro y la luminaria en el entorno.

Diferentes usos

Pero las obras en el entorno de Murueta Torre acaban en el cercado que linda con Landako Eskola. Pese a que

el edificio ha sido foco de interés de los distintos grupos políticos, que han propuesto diferentes usos, ninguno de ellos se ha llevado a la práctica. «Hay muchas propuestas pero poco dinero. Es una pena por todo lo que se ha invertido», advierten desde la oposición.

Ya en 2004, cuatro años antes de su remodelación costeada a través de los 600.000 euros del Plan E, el que fuera entonces alcalde Juan José Ziarrusta propuso albergar la futura sede estable de un Centro Intercultural Europeo que reforzara la labor de difusión de la cultura vasca con motivo de la celebración en el municipio de la Feria del Libro y Disco vascos.

Junto con la otra propuesta jeltzale de acoger un museo de montaña, Bildu ha planteado acondicionar un espacio para creadores euskaldunes, mientras que los socialistas abogaron por su aprovechamiento para ubicar allí una haurreskola, una propuesta que incluye cada año en el presupuesto. Aralar se inclinó por dedicarla a ludoteca-gaztegune.