Colaboración con el Valle Salado de Añana

Un total de 30 alumnos de la Escuela Micaela Portilla, situada en la localidad de Fontecha, colaboran en las labores de recuperación del paisaje cultural del Valle Salado de Añana. Su contribución representa un apoyo más a la candidatura del conjunto salinero a Patrimonio Mundial de la UNESCO. La Escuela Micaela Portilla es un proyecto promovido por la Cuadrilla de Añana y financiado por el Gobierno vasco, la Diputación y la Caja Vital. Los trabajos comenzaron el 1 de febrero y se prolongarán hasta finales de julio.