El hospital de Urduliz abrirá dentro de un año y absorberá el 25% de los servicios de Cruces

El centro atenderá el segundo semestre de 2014 a 170.000 pacientes residentes en 23 municipios de la comarca Uribe Kosta

T. IZAGIRREURDULIZ.
La obra civil del hospital está ya muy avanzada. ::
                         PEDRO URRESTI/
La obra civil del hospital está ya muy avanzada. :: PEDRO URRESTI

La puesta en marcha del hospital de Uribe Kosta en 2014, tras una inversión de 78 millones - millones de presupuesto tiene la obra, aunque las rebajas de las constructoras abaratarán el precio final-cambiará el mapa asistencial a ambas orillas de la ría. Se desviarán cerca del 25% de los servicios e intervenciones que actualmente absorbe Cruces, según las previsiones oficiales. Eso marcará el cambio de algunos espacios del centro asistencial de Barakaldo, que se transformarán dependiendo de las futuras necesidades sanitarias.

Unas 170.000 personas residentes en 23 municipios de la comarca sanitaria de Uribe Kosta acudirán al hospital que actualmente se construye en Urduliz, cuya conclusión se ha anunciado «para el segundo semestre de 2014». El hospital empezó a latir en 2010, pero unos problemas entre el anterior Departamento de Sanidad y el Consistorio retrasaron el proyecto durante unos meses. Según el director de asistencia sanitaria de Osakidetza, Antonio Arraiza, «en su primer año de funcionamiento está previsto que se realicen 11.500 ingresos; 45.000 urgencias hospitalarias; 7.000 intervenciones quirúrgicas entre programadas y urgentes, y alrededor de 200.000 consultas externas».

Al centro de la Margen Izquierda únicamente «se derivarán los pacientes que necesiten especialidades de tipo terciario como cirugía cardíaca o neurocirugía». Arraiza avanzó que «supondrá una transformación total de la situación actual».

Miles de personas dejarán de acudir allí desde sus municipios por cuestión de proximidad. Aunque las dotaciones que dispondrán en las nueva infraestructura serán vanguardistas: «Va a estar dotado con una potente y completa área de consultas de especialidades, tanto médicas como quirúrgicas, lo que servirá para mejorar también el servicio del Hospital Universitario de Cruces».

Arraiza resaltó que el futuro centro -que se llamará Alfredo Espinosa, en honor a quien fuera consejero de Sanidad del primer Gobierno vasco-contará con aparatos de resonancia magnética, escáner, mamografía, radiografía general, ecografía y Unidad de Cuidados Intensivos -UCI-, entre otras cuestiones.

Todo ello «integrado en una organización asistencial que aglutinará la atención especializada con la Atención Primaria de la comarca de Uribe», según el director de asistencia sanitaria de Osakidetza. Y la Organización de Servicios Integrada -OSI-posibilitará una mejor coordinación en la atención de los procesos asistenciales para las personas de su ámbito de influencia. Así que el centro de Barakaldo podría cambiar su distribución interna en relación a la demanda. Al liberarse espacios, se analizarán las nuevas necesidades para reestructurarlo, «si así se cree necesario». Eso permitirá «asumir o incorporar otras funciones o necesidades que demande el centro o sus profesionales», admitió Arraiza.

Tecnología punta

Las obras del futuro centro sanitario marchan «a buen ritmo» y se encuentran en una etapa avanzada. Una vez terminada la obra civil en la que actualmente se trabaja, se arrancará con «la fase de equipación y dotación de su interior». Es seguro que «contará con tecnología diagnóstica y terapéutica de última generación».

El complejo sanitario estará dividido en dos bloques centrales de tres y cuatro plantas de altura, unidos por una torre central de cinco. Los edificios tendrán una longitud de 120 metros , de modo que el complejo dispondrá de 36.700 metros cuadrados. Albergará 216 camas y seis unidades de hospitalización, además de un hospital de día médico y otro quirúrgico, ocho quirófanos, una UCI, medio centenar de locales para consultas externas y servicios de Urgencias, Radiología, Oncología, Hemodinámica y Hemodiálisis, entre otras especialidades.

Desde Urduliz se contempla ofertar servicios como hospitalización a domicilio, cirugía mayor ambulatoria y sin ingreso, unidad de corta estancia y laboratorio. El servicio estará a cargo de 800 profesionales, entre sanitarios y personal de servicios. Muchos de estos trabajadores optarán al traslado desde Cruces hasta Uribe Kosta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos