Jorge Fernández Díaz: «El matrimonio gay no garantiza la pervivencia de la especie humana»

El ministro de Interior desencadena una airada polémica al cuestionar las uniones homosexuales y oponerse a ellas en un foro vaticano

M. L. E.MADRID.
Manifestantes franceses participan en una reciente protesta contra el matrimonio gay en París./
Manifestantes franceses participan en una reciente protesta contra el matrimonio gay en París.

El matrimonio entre personas del mismo sexo «no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural», según el ministro del Interior , Jorge Fernández Díaz, que estima que con estas uniones «la pervivencia de la especie no estaría garantizada». El titular de interior se pronunció así en un coloquio sobre 'Religión y Espacio Público' celebrado en la Embajada de España ante la Santa Sede en Roma. Sus palabras han soliviantado a los colectivos de homosexuales que reclamaron ayer su dimisión y le tacharon de «reaccionario y excluyente» por «tratar de imponer el fanatismo religioso». La oposición socialista le acusó de «reclamar más religión y menos igualdad» al ministro, que incluso cosechó críticas desde las filas populares.

«Si nos oponemos al matrimonio entre personas del mismo sexo, no podemos usar argumentos confesionales. Existen argumentos racionales que dicen que no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada», argumentó Fernández Díaz.

«Las desafortunadas palabras de Fernández Díaz sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo son personales y en nada vinculan al PP», apuntó en Twitter Iñaki Oyarzabal, secretario general del PP vasco y responsable de Derechos y Libertades de esta formación. «El Gobierno ya anunció tras la sentencia del Tribunal Constitucional que mantendría la ley y la protección del matrimonio entre homosexuales, a todos los efectos», añadió.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) mostró su indignación ante las declaraciones del ministro, «que vuelve a cuestionar en términos anticientíficos el matrimonio igualitario, votado y apoyado por la inmensa mayoría de los españoles y avalado recientemente por el Tribunal Constitucional». El colectivo denunció que «utilice su posición de ministro para intentar imponer unas ideas reaccionarias y excluyentes». Además, reclamó su dimisión «por anteponer sus creencias religiosas a su obligación de gobernar bajo una Constitución y para toda la ciudadanía» y estimó que sus palabras «demuestran un desprecio absoluto de las evidencias científicas, así como de la realidad cotidiana de miles de familias españolas».