El Gobierno vasco aporta 5 millones a Vitoria, aunque no como canon de capital de Euskadi

El dinero se destinará a «diferentes inversiones» en la ciudad y supone «un importante esfuerzo para apoyar la capital en una época de recortes», dice Erkoreka

MARÍA REGOVITORIA.

El proyecto de Presupuestos elaborado por el Gobierno vasco para 2013, y cifrado en 9.200 millones de euros, contemplará finalmente una partida de cinco millones para Vitoria. El portavoz del Ejecutivo autónomo, Josu Erkoreka, confirmó ayer la incorporación de esta cantidad que cierra a medias el debate abierto la pasada semana por el consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, al asegurar que su equipo no preveía una cuantía así «en este momento de crisis económica» aunque se mostraría «sensible» con el asunto si se trataba de una petición expresa del PP o el PSE, posibles socios presupuestarios.

Populares y jeltzales alaveses -los primeros ocupan la Alcaldía de Vitoria y han pactado las Cuentas municipales con los segundos- no tardaron en moverse para exigir una partida que ya fue contemplada en el último documento económico de Patxi López. Sus presiones se tradujeron ayer en la aportación de cinco millones para «diferentes inversiones» en la ciudad, «un importante esfuerzo para apoyar la capital de la comunidad autónoma en una época de recortes», destacó Erkoreka antes de matizar que la extensión de esta cuantía en el tiempo dependerá de la disponibilidad de recursos en próximos ejercicios.

Petición en el Parlamento

El Ayuntamiento vitoriano, sin embargo, exigía un reconocimiento implícito a la ciudad como capital de Euskadi y la partida, tal como está presupuestada, no cumple este requisito. En primer lugar, porque no aparece en concepto de canon de capitalidad y, en segundo, porque su continuidad estará sujeta a los vaivenes económicos.

Por ello, el alcalde de Vitoria, el popular Javier Maroto, utilizará el próximo viernes su escaño de parlamentario para pedir al lehendakari Urkullu «que se posicione claramente» en este asunto y exponga si los cinco millones consignados son «un parche, una subvención sin más para este año» o si, por el contrario, considera que los Presupuestos vascos deben «incluir un canon de capitalidad con esa expresión de reconocimiento de lo que somos y lo que se nos debe».