Los vecinos ponen en entredicho la sentencia que avala la recalificación de la campa de Lantzarte

I. S. DE LUNABERANGO.

Los vecinos de Lantzarte discrepan con el sentir de la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que avala la recalificación aprobada por el Ayuntamiento de Berango en un solar del barrio que ha pasado de estar catalogado como dotacional y reservado a espacios públicos a tener la calificación de urbanizable, que permite la construcción de viviendas. El objetivo de este cambio de calificación era dar cobertura legal a la venta del solar por cuatro millones de euros a la sociedad pública Azpiegitura, que a su vez se encargaría de edificar 80 pisos tasados.

Los afectados que presentaron el recurso desestimado por el TSJPV califican de «discutibles» los argumentos esgrimidos por la jueza para avalar al Consistorio. En este sentido, rechazan que la desaparición del uso deportivo de Lantzarte este «compensado» con el futuro polideportivo recogido en el Plan General de Ordenación Urbana en la calle Sabino Arana y que, en su opinión, «no se va a construir».

También denuncian que las autoridades locales «no enviaron» el expediente administrativo al completo provocando una «indefensión» en los demandantes, junto al «desconocimiento del tribunal para poder valorar». Todos estos argumentos son suficientes para considerar la sentencia «perfectamente recurrible», si bien dudan en presentar el correspondiente recurso «únicamente por cuestiones económicas».

Fotos

Vídeos