«Txusta era nuestra primera opción», destaca Fran Garagarza

Con la llegada del meta del Beasain, el menos goleado de Tercera, y a la espera de cerrar el acuerdo con Iriarte, el Eibar cierra la plantilla

LETIZIA GÓMEZEIBAR.
Txusta jugó en las categorías inferiores de la Real Sociedad. ::
                         E. C./
Txusta jugó en las categorías inferiores de la Real Sociedad. :: E. C.

Jon Irazustabarrena, más conocido como Txusta, ya pudo ver el domingo en Ipurua parte de la competencia que se encontrará en el Eibar. Xabi apenas tuvo que realizar una intervención en todo el partido, pero la parada que realizó a la falta botada por Martí en la segunda mitad fue una muestra de por qué el meta de Berriatua es titular indiscutible en el conjunto azulgrana.

Pero las lesiones y las sanciones son peligros que acechan a cualquiera y el club armero quería blindar su portería en caso de ocurriera cualquier contingencia. La confianza en Jon Altamira sigue intacta, pero el cuerpo técnico quería cubrirse las espaldas ante la ausencia de un filial y han llamado a la puerta del portero del Beasain, el menos goleado de la categoría, con solo 16 tantos encajados.

A sus 26 años, aún no tiene experiencia en Segunda B, pero su excelente trayectoria en Tercera ha sido aval suficiente para que la secretaría técnica y el entrenador armero, que ya le tuvo bajo sus órdenes durante media campaña hace dos temporadas hayan querido incorporarle al grupo. Apenas 12 horas después de anunciar su fichaje, el joven usurbildarra ya se entrenó con sus nuevos compañeros, que harán que su adaptación sea lo más rápida posible.

La operación para cerrar su fichaje ha sido rápida, porque el Eibar tenía claro que era el portero que quería, tal y como asegura Fran Garagarza. «Hemos ido directamente a él porque era la primera opción. Se puede adaptar a la plantilla y al grupo rápido. Chico con pasado en el filial. Va a asumir el rol que el cuerpo técnico entiende que necesitamos de él. Se le ha visto mucho, hemos seguido su trayectoria. Es un chico ejemplar y de una forma de ser que nos encaja».

No es un desconocido, ya que en enero del 2010 recaló en el Eibar B para suplir la marcha de Mikel Arribas, por lo que estuvo esa media temporada a las órdenes de Gaizka Garitano.

Un Beasain accesible

El acuerdo ha sido posible gracias a las facilidades dadas también por el Beasain, que pese a perder a su portero titular, no ha dudado en mirar más por el interés del jugador. Habrá contraprestaciones, lógicamente, pero el Eibar agradece el comportamiento del club vagonero. «Las negociaciones con el Beasain han sido transparentes y fáciles, llenas de accesibilidad. Merece una alta consideración por nuestra parte porque no le han puesto ninguna pega. Cuando fuimos a hablar con ellos estaban en una zona intermedia en la tabla, por lo que sin excesivas opciones de luchar por el play-off, de lo contrario todo habría sido más complicado. El acuerdo es bueno para todos, e incluye desde un partido de presentación de ellos, en el que el Eibar acudirá a Loinaz, además de alguna cesión».

Son muchas las virtudes que han convencido de Txusta. «Tiene unas características que nos hacen falta. Es un portero con un buen juego de pies, con pausa y poso en la portería. No tiene experiencia en Segunda B, pero cuenta con una dilatada trayectoria dilatada en Tercera, en la que es el menos goleado de la categoría. Al no tener filial y en caso de surgir alguna emergencia como la que ya tuvimos hace semanas, vimos que ese poso que nos podría venir bien».

Sabe que el rol que le va a tocar desempeñar difiere bastante del que ha venido teniendo hasta ahora, jugando todos los partidos, pero el secretario técnico del Eibar afirma que va a luchar para ponerle las cosas difíciles a Garitano. «No es fácil venir al Eibar. No hemos fichado portero porque no tengamos. Xabi tiene un aval, una trayectoria y es el que cuenta con la confianza del técnico. Pero le dijimos que queríamos tener un partido más y va a venir a pelearlo ante dos porteros de nivel, no a resignarse a quedarse en la grada».

A más competencia, mayor nivel para el equipo. «El cuerpo técnico tendrá que valorar dónde va a estar. Él es consciente de las dificultades, pero va a pelear duro. Hay más competencia, más nivel y más tranquilidad en el club y cuerpo técnico por si surgen imprevistos de tarjetas y lesiones. Queríamos tener cubiertas todas las opciones para evitar situaciones límite».

22 jugadores

Una vez cubierto el hueco que el cuerpo técnico entendía tener en la portería, el Eibar está a la espera de poder cerrar también la incorporación de Julen Iriarte, cedido hasta ahora en el Laudio.

El club está negociando la elaboración de un contrato con el joven futbolista azpeitiarra y hasta que la rúbrica no esté en el papel, no se puede anunciar su llegada de forma oficial, pero es el delantero con el que quieren cerrar el plantel de 22 jugadores que tratará de luchar primero por alcanzar el play-off, y después por celebrar el ansiado ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos