Arkaitz Estiballes, el mejor bertsolari de Bizkaia

La última prueba de la temporada contó con la participación de cuatro mujeres, muy aplaudidas por las 4.000 personas que abarrotaban el recinto El galdakaotarra revalida la txapela con una sentida actuación en la final de Miribilla frente a Igor Elortza

MIRARI ARTIMEBILBAO.
Estiballes, emocionado. A la derecha, una intervención de Fredi Palla./F. Gómez | Bideo: 2010 ean Estiballesek bere esperientziaz hitz egin zigun./
Estiballes, emocionado. A la derecha, una intervención de Fredi Palla./F. Gómez | Bideo: 2010 ean Estiballesek bere esperientziaz hitz egin zigun.

Arkaitz Estiballes revalidó ayer el título de mejor bertsolari de Bizkaia tras una disputada final con el durangués Igor Elortza. Más de 4.000 personas se acercaron hasta el Bilbao Arena de Miribilla para asistir a la última prueba del torneo que arrancó la pasada primavera con un total de 38 aspirantes de todo el territorio.

Por primera vez en la historia, cuatro mujeres aspiraban a conquistar la 'txapela' que el veterano maestro Jon Lopategi se encargó de colocar a un emocionado Estiballes. El de Galdakao ofreció lo mejor de sí mismo para hacer frente al cansancio que acumulaba después de un denso calendario de actuaciones. «Apenas he tenido tiempo para preparar la final», aseguró con voz ronca minutos antes de subirse al escenario.

El Athletic y el lehendakari

Por el contrario, su máximo rival, el durangués Igor Elortza, que cuenta con cinco 'txapelas', regresaba tras dos años de ausentarse en el torneo «para descansar». Antes del último enfrentamiento entre los dos finalistas, los espectadores tuvieron la oportunidad de disfrutar con la improvisación y rima que los ocho bertsolaris compusieron sobre temas de actualidad. Tampoco faltaron la ironía y el buen humor a la hora de referirse a asuntos como el 'triste' juego del Athletic, la delicada situación económica y el nuevo Gobierno vasco, entre otros.

Las pruebas por parejas ofrecieron los mejores momentos del espectáculo, que se prolongó durante más de cuatro horas. Las intervenciones del getxotarra Fredi Paia fueron de las más destacadas por las grandes dosis de originalidad con las que respondió a sus rivales. El de Algorta demostró una vez más su capacidad para innovar dentro de la métrica y rima que todos debían cumplir para alcanzar la máxima puntuación.

Entre las mujeres, la joven Jone Uria mostró claramente su candidatura a conquistar el título en próximas ediciones. La campeona de Uribe-Kosta quedó tercera en la clasificación final y, a pesar de los nervios, ya desde su primera actuación defendió el activo papel de las bertsolaris. «Es hora de que las mujeres estemos sobre el escenario, igual que en otras 'plazas' de la sociedad», cantó en su saludo inicial.

Las veteranas Iratxe Ibarra y Onintza Enbeita tampoco defraudaron. Su experencia y saber estar deleitaron a los cientos de jóvenes que rebosaron el recinto deportivo. «Se les nota que tienen tablas. Están menos nerviosas y por eso cometen menos fallos», comentaron varios 'bertsozales' asiduos al campeonato, que se celebra con carácter bianual.

Las representantes de Lea Artibai y Busturialdea, respectivamente, completaron los últimos puestos junto a Onintza Enbeita y Etxaun Lekue. «Ha sido un espectáculo muy bueno. Todos han dado lo mejor de sí mismos y han tratado de que el público disfrute a pesar de que llegan bastante cansados depués de tantas clasificatorias previas», señalaron desde el comité organizador, que corre a cargo de la asociación de bertsolaris de Bizkaia.

Dos favoritos

La final se dividió en dos fases. Tras las distintas pruebas de la primera ronda, en las que todos 'lucharon' contra todos, el jurado concedió la máxima puntuación a Arkaitz Estiballes e Igor Elortza. La decisión no sorprendió a los aficionados. A pesar de que a priori la victoria final estaba más abierta que nunca, la mayoría quería escuchar a los dos favoritos.

El durangués fue el primero en cantar en solitario. Estiballes esperó aislado su momento para evitar ventajas. Los dos tenían que recrear una escena y relatar los motivos por lo que estarían dispuestos a abrir una antigua botella de vino guardada durante años en la despensa de casa. La sentida intervención de Estiballes conquistó al público y caló en el jurado, que además puntuó su implecable composición.

Fotos

Vídeos