Muere Pérez-Mínguez, el retratista de la Movida

El inventor del 'cutrelux' reflejó la cultura pop del posfranquismo con una estética descarada y vitalista

IÑAKI ESTEBAN
El fotógrafo sacó unas 20.000 fotos entre finales de los setenta y principios de los ochenta. ::                         EFE/
El fotógrafo sacó unas 20.000 fotos entre finales de los setenta y principios de los ochenta. :: EFE

Casi tres meses después de la muerte de Bernardo Bonezzi, el músico precoz de la Movida y fundador de los Zombis, falleció ayer el fotógrafo Pablo Pérez-Mínguez, cuya cámara captó la imagen más descarada y vital de los protagonistas de aquel movimiento artístico que cambió España poco después de la muerte de Franco.

Sus familiares informaron ayer que murió de una «fatal y rápida» enfermedad. Tenía 65 años, había inventado conceptos como el 'cutrelux', retratando a gentes del fango como si fueran estrellas, y sólo entre finales de los setenta y principios de los ochenta sacó unas 20.000 fotos, en general de la gente que le rodeaba, como hacía Andy Warhol, gran referencia de todos ellos.

De buena familia, heredó una casa de trescientos metros cuadrados en el centro de Madrid y la convirtió en estudio propio y ajeno, en residencia abierta para sus íntimos, como los Costus, pareja de pintores, y Javier Pérez-Grueso, entonces miembro de Radio Futura, que le presentó a los miembros más destacados de la Movida. Entre ellos, Alaska, Carlos Berlanga, Paloma Chamorro y Fabio McNamara.

Los rockeros y punkis que se pasaban por su piso alucinaban con la escalera con alfombra, los techos altos y los suelos de madera en espiga. En la casa de Pérez-Mínguez, premio Nacional de Fotografía en 2006, se rodaron escenas de 'Laberinto de pasiones', la película de Pedro Almodóvar, se hicieron sesiones fotográficas para la revista 'La Luna de Madrid' y se montaron 'diapo-parties', fiestas en las que se proyectaban diapositivas con comentarios satíricos impresos.

«Soy mítico, pero pobre», resumió en una entrevista reciente este fotógrafo compulsivo, autor de unas 300.000 instantáneas. Abandonó los estudios de ingeniero agrónomo y fundó la revista 'Nueva Lente' en 1991, con el lema de 'todo vale', fue el coautor de la fotonovela 'Patty Diphusa' con Almodóvar y cumplió su sueño -tan warholiano- de salir en un programa rosa de televisión.