Juan Ramón Lucas: «No soy un kamikaze, pero tampoco dócil»

El periodista busca su sitio tras ser destituido de RNE. «Estaré donde me dejen expresarme con libertad»

ALBA CASTILLA
Viajar en moto es uno de los «territorios privados» del periodista madrileño. /J.R.Ladra/
Viajar en moto es uno de los «territorios privados» del periodista madrileño. /J.R.Ladra

Este verano muchos tuvieron vacaciones obligadas. Juan Ramón Lucas (Madrid, 1958), Ana Pastor y Toni Garrido fueron noticia por su salida de RTVE. El programa radiofónico 'En días como hoy' (RNE) puso punto y final a la andadura de Lucas tras cinco años en la 'casa' (estuvo dos en TVE y otros tres en RNE). En estos meses le han salido algunas 'novias' e incluso tuvo que desmentir su fichaje por La Sexta, aunque, garantiza, su futuro pasa «por la televisión».

- ¿Cómo le comunicaron su destitución en RNE?

- Me lo dijo verbalmente el director de Radio Nacional el último día de la temporada. Contemplo eso como algo que ha pasado y forma parte de un periodo de mi vida profesional que se ha cerrado. Ahora miro al futuro.

- ¿Qué sintió?

- Sorpresa y decepción. Pero era una decisión que ya estaba tomada y contra la que no podía hacer nada.

- ¿Imaginaba que iba a haber tantos ceses en RTVE?

- Sí... pero pensé que había alguna posibilidad de que no ocurriera nada. La verdad es que tampoco tenía muchas pistas.

- ¿Cómo definiría la situación actual del ente público?

- Yo no haría muchas cosas que se hacen ahora en RNE. No sé si me corresponde a mí juzgar la situación en TVE. Es evidente que hubo un cambio de modelo que modificó la composición de la cúpula directiva. Las cosas ya no son como antes.

- ¿Qué recuerdo tiene de sus últimos cinco años?

- Gratísimo. Creo que mi mejor etapa profesional y vital la he vivido en estos años.

- Ana Pastor y Toni Garrido ya han encontrado su sitio. ¿A qué propuesta espera?

- Estoy en ello. Estas cosas, cuanto más hablas de ellas, peor salen. Hay algunas posibilidades, unas las he desmentido y otras prefiero no decirlas. Afortunadamente, soy de los pocos españoles que tendrá la oportunidad de contar con un trabajo en breve.

- ¿Ha recibido muchas ofertas?

- El mercado está tan mal que me han llegado muchas menos de las que cualquiera podría esperar. Nuestra profesión vive un tiempo crítico. Se resiente por el recorte publicitario y eso afecta mucho a la estabilidad entre los compañeros, a la calidad de los trabajos...

- En un futuro cercano, ¿se ve en una televisión pública?

- Defiendo lo público en la sanidad, la educación y la comunicación, porque es de todos. Si tuviera la oportunidad de hacer lo que quiera en una televisión pública yo lo haría, pero con una condición previa.

«Disfruto del silencio»

- ¿Cuál? Muchos apuntaron a La Sexta y usted lo desmintió.

- No descarto ninguna posibilidad. Ya he estado en La Sexta, en Antena 3 y en TVE. Iré donde me dejen hacer lo que quiero y donde pueda expresarme con libertad. Eso lo haré aunque a la gente le sorprenda. Quien me contrate sabe a quién se lleva. No soy particularmente kamikaze, pero tampoco me considero dócil. Donde vaya, que nadie dude de que será bajo esas circunstancias.

- ¿Le sorprendió el fichaje de Ana Pastor por CNN?

- En este oficio, mientras uno pueda elegir, que ya es suerte, y elija de acuerdo con su conciencia, es una decisión bien tomada. Algunos tenemos ese privilegio y hay que ejercerlo con mucha inteligencia. Si Ana o Toni o cualquiera tira en una dirección será porque creen que será lo mejor para ellos y para el periodismo que practican.

- ¿Qué hace en su tiempo libre?

- Hasta hace poco, dormir. Disfruto del silencio, lo valoro mucho. Eso lo compagino con estar con mi familia, mis hijos, mi pareja... Acabo de ponerme un par de retos de triatlón, un deporte que practico desde hace un año. Entreno a diario, me lleva bastante tiempo.

- ¿Ha dejado aparcada la moto?

- Hace muchísimo que no hago viajes largos en moto, de esos de viajar solo por el placer de disfrutar de la moto. Pero sigue siendo uno de mis territorios privados que me gusta compartir.