El hospital de Urduliz rescata la memoria del doctor Alfredo Espinosa

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNAURDULIZ.
El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, saca la foto de familia con el lehendakari, Patxi López, junto a los allegados de Espinosa. ::                         TELEPRESS/
El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, saca la foto de familia con el lehendakari, Patxi López, junto a los allegados de Espinosa. :: TELEPRESS

El Gobierno autonómico quiso ayer dejar su sello en una de las mayores inversiones sanitarias que ha realizado en esta legislatura que termina. El centro que se construye en Urduliz se llamará Hospital Alfredo Espinosa, en honor a quien fuera consejero de Sanidad del primer Ejecutivo vasco de la historia, presidido por José Antonio Aguirre. El homenaje se oficializó con la colocación de una placa en un acto presidido por el lehendakari en funciones, Patxi López, que contó con la presencia de familiares de este médico bilbaíno republicano fusilado en 1937, dos días después de ser detenido por tropas franquistas en Vitoria.

López destacó que este bautismo pretende rescatar del olvido a un ilustre vasco al que «la historia no ha dado el protagonismo que se merece». Aseguró que Alfredo Espinosa fue un precursor de la Sanidad pública para favorecer a «los sectores sociales más vulnerables». Y le definió como «un hombre justo, solidario, honrado y valiente», que «se afanó en atender a niños, refugiados, presos y desfavorecidos en medio de una guerra injusta». A continuación, apostilló que «la justicia, la solidaridad, la honradez y la valentía son los principios que necesitamos para enfrentarnos a una crisis que está intentando instalar los principios contrarios».

Tras el acto tomó la palabra María Victoria Espinosa, hija del que fuera concejal en el Ayuntamiento de Bilbao en las listas de la Conjunción Republicano Socialista para «agradecer en nombre de toda la familia» este reconocimiento. Y mostró la «emoción e ilusión» de todos ellos, porque su padre «ha sido una persona que se merecía todo». Por su parte, el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, destacó como uno de los logros del Gobierno socialista «haber construido un sector sanitario público más fuerte y poderoso, con un modelo asistencial de mayor calidad, como este hospital que se construye en Urduliz».

Protestas de ELA

Sin embargo, el acto también tuvo su contestación. Una docena de sindicalistas de ELA trataron de boicotearlo con una concentración en el exterior, reclamando respeto al sector público. No se produjeron incidentes, pero el lehendakari se refirió a ellos como la «banda sonora de este Gobierno». Y enfatizó que «no hemos recortado ni privatizado nada de la sanidad pública».

La puesta en marcha del Hospital Alfredo Espinosa viene a «saldar una deuda con Bizkaia, y más en concreto con 170.000 pacientes de la comarca Uribe Kosta», reconoció López. Las obras arrancaron en mayo de 2010 y está previsto que el centro sea inaugurado en la primavera de 2013. Su construcción ha supuesto una inversión de 78 millones de euros. Las instalaciones serán la suma de tres edificios, uno de tres plantas, otro de cuatro y una torre de cinco alturas, con 192 camas generales, más un hospital de día médico con catorce camas, un hospital de día quirúrgico con otras diez y dos quirófanos. Además, se están edificando un bloque con seis quirófanos, una UCI, consultas externas y servicios de Urgencias, Radiología, Oncología, Hemodinámica y Hemodiálisis, entre otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos