Temen por el material guardado en el edificio ocupado de Sestao

I. A.SESTAO.

La ocupación de la antigua escuela de aprendices de AHV de Sestao para crear «un lugar de reunión, ocio y cultura», según defienden sus impulsores, ha llevado la preocupación tanto al Ayuntamiento, que tacha la actuación de «ilegal», como a la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, que desde 2009 tiene cedidas las plantas tercera y cuarta del edificio para llevar a cabo talleres de formación para jóvenes desempleados y sin formación. Tras la ocupación, la directora gerente de la fundación, Astrid López de la Serna, teme por la suerte del material que mantienen en la sede para empezar dentro de unos días a impartir sus cursos de albañilería, pintura, electricidad y fontanería a 25 jóvenes.

«Siempre que no se actúa desde la legalidad estamos preocupados. Nosotros tenemos un proyecto muy serio con el Ayuntamiento y con Arcelor Mittal, con todos los permisos, y ahora nos inquieta pensar qué puede pasar con todo el material que tenemos allí almacenado», declaraba ayer la directora. Pese a la ocupación, sus planes formativos siguen adelante, y a principios de noviembre comenzarán los cursos que imparten antiguos trabajadores de la factoría a jóvenes desempleados.

El Ayuntamiento, por su parte, indicó que ya está consignado el dinero por parte del Gobierno vasco y la Diputación para emprender la reforma integral del edificio.