'Okupas' toman la escuela de aprendices de AHV de Sestao

El Ayuntamiento rechaza la acción perpetrada por medio centenar de personas y avisa de que tendrá consecuencias

IVÁN ALONSOSESTAO.

La antigua escuela de aprendices de Altos Hornos de Vizcaya cuya imponente sede se levanta a la altura del número 6 de la calle Txabarri de Sestao ha sido 'okupada'. Según un comunicado difundido en Internet, un grupo de personas denominado Movimiento Ocupa de Sestao tomó el edificio hace una semana para darle un uso «social y cultural gratuito». El Ayuntamiento fabril ha rechazado la acción, que ha calificado de «ilegal», y ha anunciado que la entrada de los jóvenes en el edificio que acoge la sede de la Fundación de los Trabajadores de la Siderurgia Integral podría tener «consecuencias».

Con el objetivo de dar un uso «social» a un inmueble que, según el Movimiento Ocupa de Sestao, «lleva vacío muchos años y estaba destrozado», un grupo de unas 50 personas con edades comprendidas «entre los 20 y los 60 años» han tomado posesión de las instalaciones por la necesidad «de generar cultura y ocio gratuito ante la falta de oferta por parte de las instituciones», explican. Al parecer los 'okupas' sólo permanecen en su interior de día y no pernoctan en esta mole de hormigón de 9.000 metros cuadrados construido en las primeras décadas del siglo XX y que consta de seis plantas y un sótano. Aseguran que sólo pretenden dar salida «a las expresiones culturales que existen en Sestao», y que de momento están «rehabilitando» un edificio «que estaba en «bastantes malas condiciones, con basura acumulada y humedades».

Ocupación «ilegal»

Lo cierto es que, pese a sus declaraciones, las plantas tercera y cuarta de la escuela de aprendices fueron cedidas a la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, que precisamente durante estos días prepara un ciclo de talleres de electricidad, pintura y albañilería, y ha anunciado que está «a punto de comenzar un par de actividades dirigidas a personas mayores de Sestao». El Ayuntamiento, por su parte, ha rechazado la «ocupación ilegal» del edificio porque considera que «antes de entrar al inmueble sin permiso estas personas deberían haber trasladado una petición y haber explicado en qué consiste su proyecto, como han hecho el resto de grupos y asociaciones» del pueblo. En su comunicado el Consistorio añade que el municipio dispone de «una amplia oferta cultural y nunca ha detectado las necesidades que este grupo de personas plantea ahora».