Azkuna califica de «monstruosidad» el recorte de subvenciones a la ABAO

«Estamos en crisis, pero rebajar la ayuda de forma irreversible deja heridas de muerte a instituciones señeras», critica el alcalde bilbaíno

P. SAN JUANBILBAO.
El alcalde Azkuna, ayer en la inauguración del festival La Risa de Bilbao en El Arenal./ M. Atrio | Vídeo: Daniela Velasco / Zuriñe Palacio/
El alcalde Azkuna, ayer en la inauguración del festival La Risa de Bilbao en El Arenal./ M. Atrio | Vídeo: Daniela Velasco / Zuriñe Palacio

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, calificó ayer como «una monstruosidad» que el Gobierno central haya rebajado en un 71% la aportación anual que concede a la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO) a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM). «Es una barbaridad», reiteró.

El recorte en más de 1.250.000 euros de la asignación para 2013 del INAEM, el principal patrocinador de la asociación, dejará a ésta sin uno de sus principales medios de financiación, y pone cuesta arriba la realización de un programa operístico de calidad y la propia supervivencia de la entidad, según señaló a este diario el presidente de la ABAO, Juan Carlos Matellanes.

En el marco de la inauguración del festival literario La Risa de Bilbao, Azkuna admitió que la Corporación que preside va a «rebajar» la asignación presupuestaria en materia cultural, «pero -apostilló- lo menos posible» y no en cantidades «astronómicamente irreversibles que dejan heridas de muerte a instituciones señeras». Para Azkuna, «una cosa es recortar en carreteras, medioambiente, sostenibilidad, agua, luz..., y otra cosa son los recortes en Cultura, que suele ser la más desgraciada en estas cosas y a la que ya se ha recortado con la subida del IVA».

Izagirre, contra el tijeretazo

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, lamentó también los recortes presupuestarios del Gobierno central al Festival de Cine -que pierde un 12% de las ayudas del Ministerio de Cultura-, la Quincena Musical -se queda sin la subvención de 118.000 euros que recibió este año- o el Orfeón Donostiarra -también se cae de la lista de perceptores-, y aseguró que el Ayuntamiento los «intentará corregir», pero «siempre» teniendo en cuenta que la actual crisis «tiene que afectar a todos los eventos».

Dichos recortes «no son buenas noticias», reconoció el regidor de la capital guipuzcoana. «Estamos en una época de crisis de la que no se libra nadie, pero el gobierno municipal de Bildu apuesta por estos eventos internacionales, fundamentales para la ciudad», por lo que «de una forma o de otra seguirán siendo eje vertebrador del verano donostiarra». «Vamos a hacer un esfuerzo», añadió el alcalde de San Sebastián, que no quiso dar más detalles.