Los afectados por el cierre de Edutek critican que el abogado les cueste «más que lo adeudado»

"Al preguntarle cuánto nos podría costar el proceso nos dijo que no nos podía dar una cantidad concreta, que podrían ser 300, 500, incluso 700 euros por persona", apuntan

O. IGEABILBAO.
Afectados de Edutek. / Jordi Alemany/
Afectados de Edutek. / Jordi Alemany

El colectivo que agrupa a los afectados por el cierre del centro de estudios Edutek ha aplazado la presentación de la denuncia colectiva contra los administradores de la academia. Pretenden encontrar un abogado que les represente «gratis» y, al parecer, ya han recibido varias proposiciones a través de la página de Facebook ('afectados edutek bilbao') que han abierto hace apenas 48 horas.

Las «altas» pretensiones económicas de algunos letrados han frenado hasta el momento la gestiones jurídicas de los implicados. Pese a que una parte de los casi 70 afectados que se reunieron el pasado jueves por primera vez en Bilbao, frente a la sede de la academia, decidieron acudir inmediatamente al juzgado de guardia para tramitar las denuncias, la falta de acuerdo con el primer representante legal al que solicitaron asesoramiento frenó sus ímpetus.

«Al preguntarle cuánto nos podría costar el proceso nos dijo que no nos podía dar una cantidad concreta, que podrían ser 300, 500, incluso 700 euros por persona, pero todo orientativo. Somos gente joven que no podemos arriesgarnos a pagar demasiado cuando no sabemos si vamos a recuperar algo del dinero que hemos dado a Edutek», explica una de las portavoces del colectivo recién formado.

«No me sale rentable»

Las pretensiones económicas hicieron que muchos de los interesados en interponer la demanda volvieran a sus casas. «Yo pagué 2.000 euros de matrícula y calculando los meses que me quedan de curso deberían reembolsarme unos 300. No me sale rentable meterme en este 'fregao'», explica María. Mientras va incorporando nuevos damnificados, el colectivo ha decidido empezar a preparar la documentación -las declaraciones por escrito de cada demandante- a la espera de que pudiera aparecer un abogado 'gratuito'.

«Es un caso muy mediático, solo por la publicidad que le puede dar lo debería llevar gratuitamente, o como mucho cobrar un porcentaje a cada uno de lo que recuperemos, en caso de ganar claro», piden desde el colectivo. El grupo también ha solicitado ya información al área de Consumo del Gobierno vasco, que no les ha transmitido demasiadas esperanzas. «Dicen que tendremos que participar en el concurso de acreedores, una operación que presenta numerosas dificultades para recuperar el dinero. Aseguran que nuestras posibilidades son muy pocas o nulas», lamenta otro afectado.