El Gobierno vasco cataloga como monumento la presa Errotabarri de Gizaburuaga

M. ARTIMEGIZABURUAGA.

El Departamento de Cultura del Gobierno vasco ha incoado el expediente para declarar como bien cultural con la categoría de monumento la presa del molino Errotabarri, ubicada en el término municipal de Gizaburuaga. Esta media permitirá aumentar el régimen de protección de un elemento que enriquece el paseo del Lea, uno de los principales atractivos turísticos de la comarca.

El informe elaborado por el Ejecutivo autónomo resalta la singularidad constructiva de la pieza, a la que considera como «un referente tecnológico en la historia de la construcción hidráulica». Según los expertos, está encuadrada «dentro de la tipología de las presas de arcos y contrafuertes conformadas por arcos escarzanos que trasmiten las presiones horizontales del agua a contrafuertes cimentados en la roca».

Obra de Pedro Villarreal de Berriz -un innovador ingeniero de los siglos XVII y XVIII- la presa servía para subir el nivel del rió en un canal de más de 300 metros que llevaba el agua al depósito del molino. Aunque en la actualidad el canal se encuentra casi totalmente colmatado y cubierto por la vegetación, «quedando sólo a la vista el arranque del mismo y la edificación del molino, transformada para uso exclusivo residencial».

Su inclusión en el catálogo monumental vasco permitirá garantizar su adecuada conservación al quedar prohibida cualquier alteración de sus elementos, así como la ejecución de obras que sean desacordes con el ambiente natural del entorno y las características del bien protegido.