Piden que se adecente la plaza Santa Eugenia para que pueda albergar eventos culturales

E. M.GETXO.
Donde se levantaban las escuelas crece ahora la vegetación . ::
                         P. U./
Donde se levantaban las escuelas crece ahora la vegetación . :: P. U.

Los vecinos de Romo han vuelto a solicitar con más fuerza que, mientras el Consistorio revisa el proyecto de construcción de la nueva Kultur Etxea, cuyo coste se pretende abaratar, «se desplace el muro al linde legal de la casa trasera y se pueda volver a utilizar la plaza Santa Eugenia». La hierba crece a sus anchas donde antes se levantaban las antiguas escuelas derribadas el pasado año, lo que sumado al muro de cemento amarillo y a la parálisis de la obra de la nueva casa de cultura, sin fecha de reinicio, «da una mala imagen» del impracticable espacio, aseguran.

«Creo que ya no es un asunto político sino de interés y seguridad ciudadana. Los críos saltan con una pasmosa facilidad y tienen allí su pequeño muro de la vergüenza para hacer equilibrios, funambulismo por su borde, espeleología en la parte del garaje, escalada y demás hasta que pase alguna desgracia», se queja Miguel Ángel Pérez, el presidente del colectivo que se opone al proyecto original del aula de cultura. «Ahora que está paralizado, nos gustaría volver a usar nuestra querida plaza para las diversas actividades culturales como las fiestas, cómic y otras», pidieron los residentes.

Por su parte, el PP local ha celebrado que el Consistorio haya «recapacitado» sobre el proyecto y decidido hacerlo viable en lo «técnico y en lo económico». La portavoz, Marisa Arrúe, señaló que «tan ambicioso plan ni se ajusta al espacio en el que está emplazado ni su presupuesto corresponde al momento de crisis actual». Eso sí, criticó que «por las prisas del alcalde de derribar las antiguas escuelas de Santa Eugenia, ahora ni Romo, ni las Arenas, ni Santa Ana cuentan con un aula de cultura».

Fotos

Vídeos