Castro inaugura el estadio Riomar tras ocho años de obras

La división de los trabajos en dos fases ha demorado una infraestructura valorada en 6 millones de euros

ERLANTZ GUDECASTRO.
El cesped se inaugurará hoy con un partido del Racing. ::                         E. C./
El cesped se inaugurará hoy con un partido del Racing. :: E. C.

Castro inaugura hoy el estadio Riomar, ocho años después de la colocación de la primera piedra. Se trata de un proyecto ejecutado en dos fases, algo que cosechó fuertes críticas en su día. Las obras arrancaron en 2004 con la construcción del campo de fútbol y la pista de atletismo. En 2010 se inició la siguiente etapa de construcción, con la instalación del graderío, la iluminación, el vestuario y un módulo de atletismo. Estos trabajos tuvieron un coste de 2,85 millones de euros, cerca de la mitad de la inversión total.

También se levantó una instalación de 1.503 metros cuadrados, que alberga una tribuna para 1.435 espectadores, un módulo cubierto de atletismo de 650 metros cuadrados, una pista de 60 metros de longitud y un foso de saltos. Por el momento, se aprecia una seria carencia en el gimnasio: no dispondrá de máquinas por falta de fondos, aunque el presidente cántabro, Ignacio Diego, ya ha adelantado que, «si hay un euro», se destinará para dotar a la sala del material necesario.

El expresidente del equipo de fútbol local Kepa Gabancho encabezó una recogida de firmas censurando la construcción del estadio en dos fases. La iniciativa fue respaldada por 4.500 personas y remitida a los anteriores gestores regionales. El exregidor del municipio sostiene que el Consistorio «no tenía que haber recepcionado una parte de los trabajos, sino esperar a la ejecución completa de las obras». Incide en que el posible desvío de fondos a otros proyectos pudo sustentar esta decisión. Una circunstancia que puede repercutir, a su juicio, en la utilización del campo de fútbol y la pista de atletismo. «La falta de un mantenimiento continuo del césped y el material de la pista motiva que no ofrezcan plenas garantías», explica.

«Vieja aspiración castreña»

Sin embargo, el día en que las autoridades municipales y regionales descubrían la placa que conmemora la apertura, sólo se calibró su aspecto positivo. El presidente autonómico definió el estadio como una «vieja aspiración de los castreños» e insisitió en la apuesta de su gabinete por fomentarlo, «dentro de nuestras limitaciones económicas». Aprovechó para destacar que la creación de este equipamiento se enmarca en el «compromiso «con la localidad, y enumeró la rehabilitación de la iglesia de Santa María y los proyectos de construcción de un colegio y un instituto.

El regidor, Iván González, recordó el tiempo de demora de las obras, pero celebró el resultado final. El campo de fútbol se inaugura hoy con la disputa del encuentro que, desde las 19.00 horas, enfrentará a Racing de Santander y Barakaldo. Dos horas más tarde, el conjunto local recibirá al Portugalete. Aunque el terreno de juego ha sido homologado por la Federación cántabra, el exdirigente del Castro Fútbol Club y actual vicepresidente del organismo deportivo regional advierte de que «el retraso de las obras pasará una importante factura a la calidad del césped».

Fotos

Vídeos