El BBVA bajará el precio de sus pisos para deshacerse de ellos en menos de dos años

Registra pérdidas en España por las provisiones, lo que reduce el beneficio global un 35%

AMPARO ESTRADAMADRID.
Angel Cano, consejero delegado del BBVA. /Jaime García/
Angel Cano, consejero delegado del BBVA. /Jaime García

BBVA ganó en el primer semestre del año 1.510 millones de euros, un 35,4% menos que en igual periodo del ejercicio anterior al haber provisionado 1.434 millones. Sin esos saneamientos, el beneficio hubiera caído un 5,1%. El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, señaló que el entorno es «complicado» y que España está viviendo los momentos «más complicados desde que empezó la crisis». Precisamente en España, el BBVA registró unas pérdidas de 221 millones de euros en el primer semestre, que a final de año acabarán elevándose a alrededor de 500 millones. Este resultado se produce porque la entidad ha cargado las provisiones exigidas por los dos reales decretos del Gobierno a los resultados de la división España-Portugal y no contra resultados del grupo. Hasta ahora, BBVA ha realizado un tercio de las provisiones exigidas. Quedan pendientes 3.203 millones, que se completarán antes de fin de año, a un ritmo de un tercio por trimestre. Cano reiteró que BBVA no necesitará capital adicional para cumplir todas las exigencias. Su core capital alcanzó el 9,2% y el 56% de sus ingresos proceden de los países emergentes.

El consejero delegado se refirió al stock de vivienda del banco y anunció que se han incrementado un 40% las ventas de pisos; a este ritmo, en un plazo de 18-21 meses, es decir, en 2014, el banco se habrá desprendido de todos los adjudicados por la morosidad. Para ello, la entidad irá bajando el precio gradualmente, mes a mes, hasta colocar en el mercado esos activos.

BBVA tiene una tasa de morosidad del 4%, aunque en España sube al 5,1%, cuatro décimas más que hace un año. Los créditos dudosos que sufre la entidad a nivel nacional están muy concentrados en el sector promotor, con una tasa de mora del 34,2%, y en las empresas, con un 6,9%.

Respecto a la salida de capitales, el 'número dos' del banco reconoció que han perdido 6.000 millones de euros en depósitos de entidades corporativas que han sido compensados en parte con un crecimiento en 3.500 millones de depósitos minoristas. Cano ligó la salida de ese dinero a la volatilidad y penalización que sufren por el rating de España.

Señaló que España debe «seguir avanzando en las reformas» y destacó todos los elementos que han mejorado como la balanza por cuenta corriente, la productividad, la reducción del endeudamiento de los hogares y el menor peso del sector de la construcción residencial en el PIB. Pero, advirtió, «hace falta tiempo para que el mercado reconozca estos avances.

Cano aseguró que el BBVA mantendrá el reparto de dividendos porque «hoy por hoy no hay ningún motivo para cambiarla». BBVA es accionista de Telefónica y dejará de ingresar 100 millones de euros este año y 250 millones el próximo por la cancelación de dividendo de la operadora de telecomunicaciones.