Las deudas acaban con el Lemona

El nuevo equipo, que competirá en Tercera Regional, vestirá el mismo uniforme a rayas verticales rojas y negras La asamblea de socios disuelve el club y refunda uno nuevo llamado Lemoa

JAVIER ORTIZ DE LAZCANOBILBAO.
Futbolistas del Lemona aparecen arrodillados en el encuentro de la pasada temporada frente al Alavés. ::
                         JESÚS ANDRADE/
Futbolistas del Lemona aparecen arrodillados en el encuentro de la pasada temporada frente al Alavés. :: JESÚS ANDRADE

Los 79 años de historia de la Sociedad Deportiva Lemona, fundada en 1923, llegaron el viernes a su fin cuando los apenas 32 socios de 400 que acudieron a la asamblea del club decidieron por 25 votos a favor y 7 en contra disolver la entidad, que desaparece devorada por las deudas. Fuentes del ya extinto club la cifran ante este periódico en 250.000 euros.

El Lemona había descendido a Tercera, pero la denuncia por impagos presentada por sus veinte jugadores, a quienes se adeuda en torno a 175.000 euros, le llevó hasta División de Honor regional, categoría en la que el club debía competir con todas sus deudas encima. De hecho, en el caso de quedar campeón y lograr el ascenso a Tercera, no habría podido subir por los compromisos incumplidos con sus jugadores.

Los 32 socios que acudieron a la asamblea anual decidieron que lo mejor era la desaparición del club. Se refundará con el nombre de la localidad, Lemoa, y se intentará que por delante lleve también el apelativo de Sociedad Deportiva, aunque es probable que esta intención sea rechazada. El uniforme será el mismo, rayas verticales rojas y negras y pantalón de este último color.

Repite hasta el presidente, José Luis Ordeñana, 'Mitxi' (71 años), que ha dirigido el club 'cementero' durante las últimas 29 campañas. «Por el momento, sigo al frente del nuevo club, al menos hasta encauzarlo y poner todo en marcha», dijo ayer a este periódico el veterano dirigente, «La idea es hacer un club en el que puedan jugar los chicos del pueblo y los alrededores. Nuestra intención es ir haciendo afición y subiendo poco a poco».

Reducción de aportaciones

El Lemona resume la crisis del fútbol modesto español. Una economía modesta que pivotaba sobre las aportaciones económicas de Cementos Lemona y el Ayuntamiento explicaba la hazaña del club de un pueblo de 3.400 habitantes. En el balance de los últimos años es el segundo equipo de Bizkaia en resultados deportivos.

La reducción de las aportaciones significó que la crisis llegara al club con toda su crudeza. Un proyecto hasta hace un año sólido pasó de la noche a la mañana a ser vulnerable.

El Lemona es, junto al Sestao, Barakaldo y Bilbao Athletic, el club vizcaíno que más campañas ha jugado en Segunda B, un total de 19. Su mayor éxito llegó en 1997 con la clasificación para la liguilla de ascenso a Segunda A, donde compitió sin éxito con el Xerez, Sporting B y Gramenet. En los dos últimos años ha sido subcampeón de la Copa Federación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos