Los vecinos participarán en el diseño del proyecto de Lanzarte

El Consistorio creará un foro municipal en el que los ciudadanos podrán consensuar el proyecto con los grupos políticos de Berango

ALBA CÁRCAMOBERANGO .
Los vecinos han realizado varios actos de protesta contra la construcción de pisos en la campa. ::
                         V. D. L./
Los vecinos han realizado varios actos de protesta contra la construcción de pisos en la campa. :: V. D. L.

El conflicto generado por la intención del equipo de gobierno de Berango de vender la campa de Lantzarte para edificar 80 viviendas tasadas para jóvenes, cuenta con todos los visos de encauzarse con la constitución de un foro municipal encargado de determinar su futuro definitivo. Este organismo estará constituido por representantes políticos, asociaciones y, sobre todo, vecinos.

La medida es fruto de una moción del PP que contó con el apoyo de PNV, Bildu, y Ezker Anitza-IU, mientras el único concejal socialista se abstuvo ante la negativa a colaborar «con todo este teatro», según denunció Joseba Markaida.

El proceso participativo se ajustará «a la legislación vigente», según recoge el texto. Por este motivo el Ayuntamiento debe elaborar un reglamento que regule su organización, funcionamiento y régimen jurídico. Su objetivo será «aglutinar mayorías amplias y consensuadas» para que el uso definitivo de este terreno ubicado junto al Consistorio, «obtenga el mayor respaldo posible», defendió la portavoz popular Dolores Malo de Molina.

«Desatascar la situación»

Por su parte la alcaldesa, Anabel Landa -PNV y PSE son los únicos que apoyan la operación inmobiliaria-, justificó el apoyo a la iniciativa porque «va posibilitar que se desatasque la situación». Aunque no dejó de subrayar que las iniciativas de la oposición «solo sirven para retrasar la edificación de las viviendas».

Por su parte, tanto Bildu como Berangoko Ezkerrak presentaron sendas enmiendas para incluir en el texto la posibilidad que el debate pueda «concluir con una consulta popular» en palabras del concejal de IU, Koldo Martínez. Asimismo la representante de la coalición abertzale, Eloien Rodríguez, fue más allá al solicitar la «contratación de una empresa especializada» para organizar todo el proceso. Estas peticiones fueron rechazadas. En ese sentido un portavoz de los vecinos de Lantzarte -contrarios al proyecto-, lamentó la no inclusión de «la consulta popular» , que «sería la máxima expresión de participación ciudadana».

En la pasada legislatura PNV y PSE aprobaron la venta del terreno por cuatro millones de euros a la Sociedad Pública Azpiegitura, encargada de levantar las viviendas. El dinero se emplearía para levantar un polideportivo que cubriría la estación de metro. Tras las elecciones el PNV quedó en minoría y la oposición paralizó el proceso.

Fotos

Vídeos