Garitano rechaza la nueva normativa

E. C.SAN SEBASTIÁN.

El diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano (Bildu), rechazó ayer la Ley de Cajas aprobada por el Parlamento Vasco y aseguró que con la nueva normativa PNV y PP pretenden garantizarse el control de Kutxabank sin tener en cuenta la actual representación política en las instituciones vascas.

Garitano, que siguió el debate del proyecto de Ley de Cajas desde la tribuna de invitados de la Cámara de Vitoria, recalcó después que el desarrollo parlamentario de esta ley se ha visto «truncado» por la situación de «excepcionalidad antidemocrática» del Parlamento vasco, donde no está representada la izquierda abertzale.

El diputado general guipuzcoano acusó al PNV y al PP de perjudicar la representación de los ayuntamientos en los órganos de gobierno ya que el peso de los representantes municipales en las asambleas de las cajas pasa del 30% al 17%. También reprochó al PNV que «comparta» el mismo modelo financiero del PP, que es el que ha llevado «al Estado español a precisar del rescate de la Unión Europea». «Está claro que el PNV y el PP utilizan la tramitación de la Ley de Cajas para afianzar sus intereses en Kutxabank», denunció.

Garitano añadió que el texto que ayer salió adelante «está lejos» de representar el modelo de país y de banca pública «que necesita Euskal Herria», ya que pone los intereses de los partidos, a su juicio, por delante de la reflexión que requiere el sistema financiero.

Muestra evidente de ello, indicó, son la compra de Caja Sur y el anuncio de Kutxabank de presentar una oferta vinculante sobre Catalunya Bank, una estrategia que «no responde» a los intereses futuros políticos y económicos de Euskal Herria, sino a intereses de capital.