Gallardón cambiará la ley para potenciar la custodia compartida

Asociaciones de mujeres critican la reforma porque la alternancia entre padre y madre priva al menor de un entorno estable

EL CORREOMADRID.
El ministro de Justicia. ::
                         EFE/
El ministro de Justicia. :: EFE

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, cree que la regulación del Código Civil se «ha quedado obsoleta» en lo relativo al régimen de custodia de los hijos cuando los padres se separan, y por eso va a impulsar una reforma legal cuyo objetivo es potenciar la custodia compartida. Así, se ha comprometido a elaborar una «ley única y nacional» que modifique el Código Civil para que sea el juez el que decida el régimen de custodia de los hijos teniendo en cuenta el interés del menor y tras recabar los informes de las partes afectadas.

Ruiz-Gallardón realizó el anuncio ayer en el Congreso de los Diputados en respuesta a una interpelación del grupo de UPyD, en la que la diputada Rosa Díez reclamó una ley de custodia compartida como «opción preferente» en casos de separaciones. El ministro pidió seis meses a la Cámara para elaborar un proyecto que consiga reunir el consenso del Parlamento e incluya una modificación del artículo 92, de modo que deje de contemplar el carácter excepcional de la custodia compartida -en estos momentos, sólo en una de cada diez separaciones se acude a esta fórmula, mientras que en el 80% de los casos la responsabilidad recae sobre la madre-

Eliminar «rigideces»

De esta forma, serán los jueces los que, valorando las circunstancias de cada caso, determinen cuál es «el modo más eficaz de satisfacer la necesidad del menor de disponer de la presencia de sus progenitores». Actualmente, la custodia compartida se concede exclusivamente si las dos partes están de acuerdo o, en el caso de que la solicite sólo una de ellas, si cuenta con el informe del fiscal.

El ministro ha defendido la necesidad de aprobar un sistema legal que elimine «las rigideces» que contempla la actual legislación, pero que no «establezca otras nuevas, sino la amplia libertad al juez para que sea siempre el que decida, por interés del menor, si es mejor un sistema u otro».

UPyD se felicitó por la actitud del ministro, pero varias asociaciones de mujeres lamentaron el cambio legal porque «no favorece el interés del menor». Según la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María del Campo, «la custodia compartida ha resultado una catástrofe para los hijos cuando se ha aplicado». Entiende que «estar cambiando de un progenitor a otro» es pernicioso para los niños, que necesitan «un clima estable para desarrollarse».