El Barakaldo, a un paso de lograr el objetivo de volver a Segunda B

El conjunto fabril se impuso por 1-0 al Ávila en Lasesarre y selló el pase a la tercera y última ronda de la fase de ascenso

IDOIA INORIZABARAKALDO.
Los jugadores del Barakaldo celebran el gol de la victoria en Lasesarre. ::
                         MITXEL ATRIO/
Los jugadores del Barakaldo celebran el gol de la victoria en Lasesarre. :: MITXEL ATRIO

El regreso a Segunda B para el Barakaldo está más cerca. A los gualdinegros sólo les queda el último obstáculo, después de dejar ayer en la cuneta al Ávila tras imponerse por 1-0 en Lasesarre en un encuentro agónico, con suspense y en el que los fabriles jugaron en el alambre hasta el último segundo.

La eliminatoria se puso rápido de cara para el Barakaldo. Tras lograr un empate a cero en el partido de ida jugado en Ávila, los fabriles saltaron al césped de Lasesarre con decisión y las ideas claras. Así, en los primeros instantes la presión de los vizcaínos encerró al Ávila. Llegaron dos saques de esquina, el primer aviso de Etxabe y, cuando apenas se habían jugado once minutos, el Barakaldo se adelantó en el marcador. Alberto recibió el balón al borde del área y con un fuerte disparo anotó el tanto que, a la postre, metió al conjunto gualdinegro en la última eliminatoria de la promoción de ascenso a Segunda B.

En los siguientes minutos de la primera mitad, con el Ávila tocado anímicamente, los fabriles contaron con varias ocasiones para dejar sentenciado el choque, pero no lo consiguieron. Los visitantes, por su parte, reaccionaron en la recta final del primer periodo. Trujillo, a la media hora, dio el primer aviso y en el último cuarto de hora al Barakaldo le tocó sufrir ante los constantes ataques del Ávila.

En la segunda mitad, los visitantes dieron un paso adelante. Asumieron más riesgos ante un Barakaldo que se mostró más conservador. Los fabriles, serios en defensa, supieron frenar a un Ávila que pese a contar con el balón no encontró la manera de superar la cada vez más poblada defensa local.

Con el paso de los minutos, el miedo a encajar un gol, empujó al Barakaldo hacia atrás. El 1-0 clasificaba a los fabriles, pero un tanto visitante le daba la vuelta a la tortilla. Por eso, el Ávila arriesgó en busca de un gol que les daría el billete para jugar la última eliminatoria.

Al Barakaldo le tocó sufrir en los minutos finales. Con un jugador menos por la expulsión de Garrido, los gualdinegros se volcaron en el trabajo defensivo. En un agónico desenlace, los visitantes contaron con varios saques de esquina a su favor y Pito asustó con un disparo que se fue fuera. El Ávila lo intentó sin bajar los brazos, pero la resistencia local obtuvo su premio.

La suerte sonrió a un Barakaldo que se llevó el triunfo por 1-0 y ya sólo está a una eliminatoria de regresar a Segunda B sólo un año después de descender. Mañana tendrá lugar el sorteo de la última ronda en la Federación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos