El obispo de Alcalá critica ahora la reproducción asistida porque «ataca a la familia»

EL CORREOMADRID.

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, ha vuelto a situarse en el centro de la polémica con su intervención en la sesión plenaria 'La familia natural y la revolución contra la familia', que se celebró ayer en el marco del Congreso Mundial de las Familias (WCF) en el palacio de Congresos de Madrid. El religioso aseguró que si el instrumento de la primera revolución sexual fue la píldora anticonceptiva, ahora son las intervenciones de cambio de sexo, la manipulación de embriones, la reproducción asistida y los postulados del feminismo «radical» los que atacan a la familia.

Reig Pla indicó que los síntomas que ponen de manifiesto la ideología de género son «los llamados modelos de familia, las uniones de personas del mismo sexo con posibilidad de adopción y la salud reproductiva». Según el obispo, la familia ha sufrido a lo largo de la historia la «acometida» de «transformaciones rápidas» de la sociedad y la cultura. «Lo peor estaba por llegar», advirtió, con la primera revolución sexual favorecida por la venta de la píldora anticonceptiva que provoca, a su juicio, la «ruptura entre sexualidad y procreación, matrimonio y amor», basándose en un «dualismo antropológico», el «individualismo» y un concepto «perverso» de libertad.

Estos ataques, dijo, pretenden «deconstruir la sociedad, el matrimonio y la familia, la educación y la cultura, la persona y las bases de la antropología cristiana». Y para afrontar este desafío, Reig Plà señaló que es necesario partir de los fundamentos recogidos en la teología del cuerpo y tener en cuenta dos tesis: la de la unidad entre cuerpo y espíritu y la de la redención del cuerpo o la unidad de las persona en el ser y el obrar.