Piterman recurre la sentencia que le condena a pagar 6,8 millones al Alavés

Su abogado, Javier Tebas, insiste en que la gestión del expresidente «no causó» la quiebra

F. RUIZ DE ESQUIDEVITORIA.
Dmitry Piterman y su abogado, Javier Tebas, siguen un partido desde el palco de Mendizorroza. :: Igor Aizpuru/
Dmitry Piterman y su abogado, Javier Tebas, siguen un partido desde el palco de Mendizorroza. :: Igor Aizpuru

Ni siquiera que el Alavés haya asumido prácticamente que no conseguirá cobrar los 6,8 millones de euros a los que ha sido condenado Dmitry Piterman ha frenado el enésimo movimiento del ucraniano en el Palacio de Justicia. Su abogado, Javier Tebas, confirmó ayer a este periódico que el «viernes» se entregó en la Audiencia Provincial el recurso a la sentencia que el 17 de abril y, al margen de la cuantía económica, también inhabilitaba al expresidente, su esposa y José Nereo a administrar «bienes ajenos» durante quince años.

Aunque todo apunta a que la sentencia inicial no será modificada, Tebas, ya en los últimos días del plazo disponible, vuelve a dilatar el proceso judicial cuando se cumplen casi cinco años de la marcha de Piterman del Alavés y de Vitoria rumbo a Estados Unidos. El ucraniano dejó el club en el verano de 2007 y con una deuda de 25 millones de euros que después fue reconducida a través del convenio de acreedores con una quita del 50% que redujo los débitos a 12,5 millones.

Ese pacto con los reclamantes -que aceptaron cobrar la mitad y en un plazo de cinco años que se extiende hasta 2015- es uno de los argumentos del recurso presentado por Javier Tebas. «Al igual que hicimos en la vista, decimos que la gestión no fue la causa de la deuda, que además luego ha quedado controlada con el convenio», insistió. El abogado siempre ha defendido en los diferentes procesos judiciales de los últimos años que el descenso a la Segunda B fue la clave de los problemas económicos en los que se ha visto inmerso el Alavés desde 2007.

«Cuestionar el importe»

Por todo ello, el abogado de Piterman insiste en que al margen de la «existencia o no de culpabilidad» en el concurso de acreedores albiazul no corresponde la indemnización. «Siempre hemos cuestionado ese importe de la cuantía. Creemos que no hay razón para ello», subrayó. Unos argumentos que serán analizados ahora en la Audiencia. Los precedentes apuntan a una nueva sentencia adversa para Piterman, que ya ha perdido varios juicios anteriores en esta instancia, y también a que Tebas agotará todas las vías. Es decir, que podría llegar hasta el Tribunal Supremo.

Todo ello pese a que el Alavés ya ha dejado entrever que las posibilidades de cobrar los 6,8 millones de la sentencia son escasas. Ningún bien aparece a su nombre en España y la aventura de intentar hallarlos en Estados Unidos, actual residencia del expresidente, se antoja compleja desde el punto de vista legal y costosa en el terreno económico. De hecho, después de la vista de abril, el representante legal del Alavés, Juanjo Seoane, apuntó que se trataba de «una pérdida de tiempo y dinero» acudir a la justicia internacional.

El único resquicio que todavía queda abierto es la querella abierta durante la etapa de Alfredo Ruiz de Gauna en la presidencia. En aquella ocasión, el Alavés solicitó medidas cautelares que provocaron el embargo de unos apartamentos de Piterman en Palamós. Sin embargo, esos inmuebles fueron después vendidos. El club denunció entonces un «alzamiento de bienes». No obstante, los asesores jurídicos albiazules estudian todavía si esa vía puede retomarse.

Fotos

Vídeos