«No puede haber 18 planes del sida, pero uno se necesita»

La necesidad de ajustar los presupuestos públicos ha llevado a varias autonomías a prescindir de sus direcciones de planificación de lucha contra el sida, labor que está pasando a ser asumida por las áreas de salud pública. El Ministerio de Sanidad también ha apostado por prescindir de la secretaría del Plan Nacional, que lideraba y coordinaba la acción contra el VIH. «En época de crisis económica no podemos dar los mismos servicios por duplicado o por triplicado», entiende Gatell, pero matiza. «Lo que no puede ser es que de 17 planes autonómicos y uno central pasemos a no tener ninguno. Tenemos que gestionar los recursos de la manera más eficiente», añade, «porque cada nuevo infectado supone un mayor gasto al año siguiente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos