«No esperaba que me fueran a dejar tan tirado», lamenta Miguel Madariaga

EL CORREOBILBAO.

Las cosas no han cambiado en el Euskaltel-Euskadi tras la reciente victoria de Samuel Sánchez en la Vuelta al País Vasco. Si durante la ronda vasca Miguel Madariaga, mánager del conjunto naranja, avanzó en este periódico que no estará «en el nuevo Euskaltel», ayer ratificó en declaraciones a Euskal Telebista que la de 2012 será la última temporada del equipo naranja, al menos con la actual filosofía, y la de su despedida como responsable del equipo. «Ha sido la última Vuelta al País Vasco que se hará bajo el abrigo o bajo la gabardina de Miguel Madariaga», destacó el mánager del Euskaltel, quien reconoció que «me he cansado de luchar».

«Con esta filosofía es el único equipo en el mundo y si no se dan cuenta o no se quieren dar cuenta, yo ya me he cansado», insistió.

Más que con el final de un proyecto, Madariaga reconoció que se encuentra muy decepcionado por las formas y el poco aprecio a una trayectoria de 19 años en lo más alto del pelotón mundial. «Estoy dolido por la poca importancia que se le da a este proyecto. No esperaba yo que me iban a dejar tan tirado como me han dejado», lamentó.

«En este país, como en otros países, es donde más buitres hay en el ciclismo. Si los buitres volaran igual no hace una semana de día. Y los buitres saben cuál es la situación de la Fundación y de Miguel Madariaga», criticó el responsable del equipo vasco, que se encuentra a la espera de conocer su futuro de cara a la temporada que viene.

A este respecto, Madariaga señaló que en tres o cuatro semanas es posible que se resuelva la situación del equipo más veterano del World Tour, un futuro que parece totalmente desligado del que ha sido durante 19 temporadas su principal impulsor y artífice de los éxitos del Euskaltel-Euskadi.

Fotos

Vídeos