«Un centro de inserción social crea alarma en la ciudadanía»

El subdelegado del Gobierno confirma que el servicio se quedará en Nanclares al no existir partida para reubicarlo en Lakua

I. O. DE O.VITORIA.
Antón Sáenz de Santamaría. / J. Andrade/
Antón Sáenz de Santamaría. / J. Andrade

El subdelegado del Gobierno central en Álava, Antón Sáenz de Santa María, reconoció ayer que un centro de inserción social (CIS) «siempre genera muchísima alarma» entre los vecinos del lugar donde se ubica. Aclaró, eso sí, a renglón seguido, que «ese problema no se va a plantear» en Vitoria, dado que no hay ningún partida presupuestaria habilitada para ubicarlo en Lakua, como en un principio se planteó.

Santa María efectuó estas declaraciones tras su toma de posesión oficial como 'número dos' del Gabinete Rajoy en la provincia. Sus palabras corroboran la decisión del Ejecutivo de Madrid de suprimir de los Presupuestos Generales del Estado para 2012 los 6,2 millones de euros que estaban destinados a construir un nuevo CIS en Vitoria, como adelantó este diario.

Descartado por ahora este controvertido proyecto, el servicio será integrado en las instalaciones anexas a la cárcel de Nanclares de la Oca. Los CIS están destinados a que reclusos en régimen de semilibertad puedan desarrollar su vida en «espacios normalizados», explicó Santa María, quien admitió que «una cosa es la filosofía de la gestión penitenciaria y otra la reacción vecinal de un barrio que ve que se construye un centro con gente que proviene de una prisión».

De forma paralela, el grupo del PNV en las Juntas anunciaba ayer su intención de interpelar al diputado general, en el próximo pleno, sobre este asunto. En concreto, los jeltzales quieren saber qué opina de que existan dos centros penitenciarios en el municipio de Álava y si va a tomar alguna iniciativa «para impedirlo».

Reacción del PNV en Juntas

Esta fue la reacción del grupo peneuvista tras conocer, a través de EL CORREO, que el presidio de Nanclares seguirá abierto para acoger el CIS. «Ya en septiembre llegamos a la conclusión de que Madrid no iba a cerrar el viejo penal. Y acabamos de comprobar que estábamos en lo cierto», señala el portavoz foral, Ramiro González, quien a continuación acusó al PSE de «incumplir su promesa» de cerrar el complejo y el PP «ha venido a confirmar nuestras sospechas».

El PNV, que responsabiliza al alcalde de Iruña de Oca, el socialista Javier Martínez, de que Nanclares tenga ahora dos presidios, preguntará al Gabinete De Andrés si va a tomar alguna iniciativa para «impedir que se dé esta situación».