Una Vuelta a La Rioja en forma de clásica

Logroño será salida y llegada de la carrera, en la que está previsto que participen 88 ciclistas de 6 equipos españoles y 5 extranjeros La prueba ciclista se disputará el 22 de abril con un trazado «muy técnico» de 190 kilómetros

M. MUÑOZLOGROÑO.
Cartel de la 52 Vuelta a La Rioja, durante su presentación de ayer. ::
                         ÓSCAR SOLORZANO/
Cartel de la 52 Vuelta a La Rioja, durante su presentación de ayer. :: ÓSCAR SOLORZANO

Un recorrido nuevo y en un formato «muy de clásica, que va a dar mucho juego». Así resumía ayer el presidente del Club Ciclista Logroñés, Francisco Iglesias, cómo será la edición número 52 de la Vuelta Ciclista a La Rioja, que se disputará el domingo 22 de abril.

El trazado tiene 190,9 kilómetros y, aunque se ha disminuido en ocho o diez kilómetros con respecto a la edición anterior, la prueba riojana sigue siendo la más larga de las que se celebran en España con duración de un único día.

Iglesias definió el recorrido como «complicado, muy técnico y que no da descanso». La salida y la llegada estarán situadas en el centro de Logroño, que también contará con una meta volante a 40 kilómetros de la llegada, para caldear el ambiente. Los otros pasos intermedios estarán en Villamediana, Fuenmayor (restaurante Plaza 6) y Lardero.

El inédito trazado de esta edición prevé que el pelotón se dirija en primer lugar hacia Villamediana para, atravesar los términos de Alberite, Albelda, Sorzano, Sojuela, Medrano, Daroca, Hornos de Moncalvillo, Sotés, Ventosa y Huércanos. De ahí, los corredores comenzarán a subir hacia Cenicero para adentrarse en la Rioja Alavesa, por donde discurrirá casi la mitad de la prueba. El recorrido continuará hacia Fuenmayor, Navarrete, Entrena y Lardero para, después de pasar por Logroño, volver a la Rioja Alavesa antes de regresar a la capital riojana para la llegada.

Se subirán cuatro puertos de tercera categoría: el Alto de La Aldea, en el kilómetro 80, el de Lapoblación, en el kilómetro 99, el de Labraza, en el 166 y el de Moncaletre, a menos de veinte kilómetros de la línea de meta. Éste último ya sirvió para hacer la criba en la pasada edición de la Vuelta a La Rioja, que ganó el navarro Imanol Erviti.

Duda para el Orbea

Ochenta y ocho corredores de once equipos tomarán la salida a las 13 horas del día 22. La previsión es que seis de esos equipos sean nacionales y cinco internacionales. La organización anunció ayer que los equipos españoles que competirán en la ronda riojana son el Euskaltel, el Movistar, el Andalucía, el Caja Rural, el Burgos Monumental y el Orbea. Sin embargo, la Unión Ciclista Internacional (UCI) informó de que el Orbea, al ser filial del Euskaltel, podría no tener permitida su participación. En ese caso, Francisco Iglesias señaló que se sumaría un equipo extranjero más.

Por el momento se está en conversaciones con varias escuadras, pero la idea es traer equipos de prácticamente cada rincón del mundo. Ayer se apuntaba la posibilidad de que sean uno inglés, otro ruso, otro sudafricano, un cuarto colombiano y un último estadounidense. La desaparición de la prueba de Llodio, próxima en fecha y lugar a la riojana, motiva más dificultades para traer equipos.

En total, la organización involucrará a unas 300 personas (más de 150 de los equipos) Iglesias destacó además que la prueba riojana cumple 20 años celebrándose de manera ininterrumpida bajo la organización del Club Ciclista Logroñés. Eso sí, este año ha sufrido recortes a causa de la crisis.

Concretamente, si el presupuesto del año pasado fue de unos 145.000 euros, este año se ha quedado en 115.000. Además, Iglesias subrayó que todavía no se había conseguido financiar al 100% ese coste (se estaba en conversaciones con distintos patrocinadores). Eso sí, alertó de que se ha llegado a una situación «límite», pues a su juicio no se puede recortar más sin afectar a la calidad de la prueba.

El Gobierno de La Rioja aporta 55.000 euros a la organización de una prueba «consolidada, esperada y tradicional», destacó el consejero de Presidencia, Emilio del Río. Por su parte, el Ayuntamiento de Logroño financia con 28.000 euros la Vuelta a La Rioja. El concejal de Deportes, Javier Merino, subrayó que «se trata de un gran evento para la ciudad de Logroño, que es protagonista del recorrido». Además, recordó que se trata de una prueba antes de la llegada de la Vuelta a España a Logroño.

Fotos

Vídeos