Markina realiza cinco cambios menores en su plan de ordenación urbana

MIRARI ARTIMEMARKINA.

Bildu y Aralar, que gobiernan el Ayuntamiento de Markina, incorporarán cinco modificaciones al Plan General de Ordenación Urbana, (PGOU) aprobado en la anterior legislatura por el PNV con el rechazo de la izquierda abertzale. Tras revisar su contenido, el Ejecutivo municipal ha realizado «cambios sencillos, de poca profundidad para que se trate de un documento consensuado», señaló el alcalde, Juanjo Txurruka.

Entre las novedades que se aprobarán en el pleno de mañana figura incluir la protección del bosque de Murga, reducir de 20 a 12 metros cuadrados las dimensiones permitidas de las casetas de aperos que se pueden adecuar en parcelas de 20.000 metros cuadrados y la prohibición de desarrollar por fases las áreas de desarrollo. Las modificaciones se completarán con la incorporación de un catálogo de patrimonio que incluye elementos arquitectónicos y de la Guerra Civil, así como con la prohibición de aparcar autocaravanas en suelo no urbanizable.

Por otro lado, el documento mantendrá en cerca de medio millar el tope máximo de construcción de nuevas viviendas, la posibilidad de desarrollar hasta 60.000 metros cuadrados de suelo industrial en Karia y la imposibilidad de realizar nuevas edificaciones en los núcleos rurales como Larruskain, Amallo y Barinaga, entre otros. «Tan solo se permitirán edificios residenciales vinculados de manera directa a una explotación», detallaron técnicos municipales.

El PGOU mantendrá la construcción de 47 viviendas unifamiliares en Bidaurreta «porque, en caso contrario, exigía el pago de elevadas indemnizaciones». Para evitar su desarrollo, el Consistorio aprobó de manera inicial el proyecto de urbanización del área con el objetivo de agotar los plazos fijados en un máximo de cuatro años.