Los colegios de Basauri enseñan «al revés» cuentos populares para prevenir conductas sexistas

L. PÉREZBASAURI.

Cambiar los roles tradicionales para evitar conductas sexistas es el objetivo del programa 'Cuentos al revés' que impulsa el Ayuntamiento de Basauri. En esta edición participarán 600 escolares de 5 y 6 años que aprenderán a que un niño puede cumplir el rol de ser princesa, una jovencita el de una valiente y forzuda heroína o que colores como el rosa no sólo están únicamente vinculados a gustos femeninos. En las aulas de los más pequeños se creará una isla habitada por personajes entre los que estará el Lobito Caperucito en vez de Caperucita o el príncipe Ceniciento por Cenicienta. Los de seis años se implicarán en un planeta igualitarium «en el que la igualdad ya es una realidad», según aseguraron fuentes municipales.

Con esta reinterpretación de los cuentos tradicionales la institución local quiere enseñar a las futuras generaciones unos valores «no sexistas» y que aprendan a diferenciar que los estereotipos de los cuentos «sólo son precisamente estereotipos». Como novedad este año el Ayuntamiento editará 200 ejemplares de una publicación que incluye nueve cuentos que recogen estos parámetros y que están escritos en euskera. Se repartirán en los centros educativos y en las bibliotecas del municipio para incrementar la «escasa oferta» de relatos en clave de igualdad que existen actualmente en esta lengua. Según explicó el concejal de Política Social, Asier Iragorri, «sólo existen 15 cuentos infantiles no sexistas en euskera, así que cualquier nuevo material lúdico-educativo en nuestra lengua es una valiosa herramienta de divulgación».