Un gran bazar del arte en Portalea

21 artistas presentan su obra en la casa de cultura de Eibar bajo el título 'Hiperasia', que se podrá visitar hasta el próximo 4 de marzo

FÉLIX MORQUECHOEIBAR.
Buena parte de los artistas que componen el colectivo acudieron a la presentación de 'Hiperasia'. ::
                         F. MORQUECHO/
Buena parte de los artistas que componen el colectivo acudieron a la presentación de 'Hiperasia'. :: F. MORQUECHO

Hiperasia. Suena a bazar chino, suena a globalización o tal vez suena a nombre de enfermedad. «Por lo menos se trata de llamar la atención y que la gente se pregunte qué es esto», reconocen. La sala de exposiciones de Portalea inauguró el viernes una exposición titulada 'Hiperasia', en la que se presenta el trabajo de 21 artistas, principalmente del Alto y Bajo Deba. Sobre todo hay pintura, algo de escultura e incluso cerámica, y todo ello sirve para presentar una muestra con 21 formas distintas de ver el arte.

Este colectivo se formó a partir de una cena anual que tenía como centro la localidad de Deba. La necesidad de alejarse de la soledad del estudio y compartir opiniones con otros pintores y escultores llevó a una cita que se repite cada mes de febrero y que sirve para ofrecer un soplo de aire fresco y dar pie a nuevos proyectos.

El último que llegó de forma colectiva data del año 2005, con la exposición Taladrine Dream. «Es importante juntarse, comentar qué es lo que está haciendo cada uno y mantener un contacto», reconoce la eibarresa Marina Barrena.

Portalea acoge una colección con una diversidad enorme de temáticas y estilos. «No hay un tema concreto, cada uno presenta su trabajo», explica Barrena. Sin embargo, sí que se observa una línea común, tal vez no buscada de forma intencionada, que radica en el tamaño de las obras. Piezas de gran formato se expanden con libertad por la totalidad de la sala de muestras de Portalea. Los artistas participantes coinciden en que este espacio se presta a ello. «La sala es magnífica. Es todo un reto para un artista», reconoce Marino Plaza.

Las esculturas de Baroja Collet o Iñigo Arregi se unen a la pintura que sale de la pared de Bingen de Pedro, para aportar la tercera dimensión. Sobre las paredes, distintas temáticas y distintas opiniones. «Ese tipo de paisajes neblinosos me gustan, pero estas caras...», señalaba una de las primeras visitantes.

La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 4 de marzo, en horario de 18.30 a 20.30 horas de martes a domingo. Hiperasia es el título aunque al salir, la madre de uno de los artistas hacía su propia interpretación. «Bai, zuek dakazue 'hiper aizia' buruan».