«Mi hija no vuelve a pisar la tienda»

Una comerciante de Barakaldo, herida en la pierna con un cuchillo en «el quinto atraco en un año» Fue hallada tendida en el suelo sobre un charco de sangre y relató a la Ertzaintza que el asaltante le abordó cuando se disponía a acceder al local

SERGIO LLAMASBARAKALDO.
Una ambulancia de la DYA traslada a la herida al hospital de Cruces. ::                         LUIS CALABOR/
Una ambulancia de la DYA traslada a la herida al hospital de Cruces. :: LUIS CALABOR

Cuatro denuncias por robo interpuestas a lo largo de 2011 y una más en 2010. Pero el nuevo año no ha empezado mejor en la tienda de moda infantil Ziccarola, ubicada en la céntrica calle baracaldesa de Gipuzkoa, que ayer sufrió un nuevo atraco, según denunció la familia de la propietaria. La Ertzaintza investiga el suceso después de encontrar a la encargada tendida en el suelo sobre un charco de sangre y herida en una pierna con un cuchillo de cocina. A tenor de su testimonio, la mujer fue asaltada cuando se disponía a acceder al establecimiento comercial, sobre las nueve y media de la mañana, apenas treinta minutos antes de que fuera a abrir al público. «Ya íbamos a cerrar el negocio por culpa de los robos -se encuentra en liquidación-, pero es que después de esto mi hija no vuelve a pisar la tienda», afirmaba el padre de la víctima, Luis García.

Como consecuencia del ataque que sufrió Itziar, de 38 años, tuvo que ser trasladada ayer al hospital de Cruces en una ambulancia de la DYA. Ella llevaba tan sólo dos años a cargo del negocio. Su padre explicaba ayer que los primeros robos se habrían producido con intimidación, pero en el último, «ocurrido hace mes y medio, hubo una agresión» y entonces también tuvo que ser evacuada al centro hospitalario de San Eloy.

Vecinos y comerciantes de la calle Gipuzkoa señalaron que en los últimos tiempos presentaba heridas bien visibles en su cuello. «Ella no habla de lo que pasó y no hemos querido hacerle preguntas para no traerla recuerdos, pero se encuentra muy sensible. Está en tratamiento por culpa de esto», lamentaba su progenitor, que minimizó las pérdidas económicas. «Una vez le llevaron cinco cajas de género que le habían traído el día anterior», añadió. Con estos antecedentes, los padres de Itziar solían hacerle compañía durante toda su jornada comercial (de 10 a 13.30 y de 17 a 20.00 horas). «Casualidad que hoy su madre tenía cosas que hacer y no pudo venir a acompañarla. Para mí que la estaban vigilando», se lamentaba Luis García.

Descenso de robos

El esposo de la propietaria de Ziccarola ya había transmitido su preocupación a través de una carta remitida al Ayuntamiento de Barakaldo y a los medios de comunicación para alertar sobre los robos en pequeños comercios. «Necesitamos sentirnos seguros en nuestras calles y en nuestros negocios; de nada sirve que haya policía de paisano para 'cazar' a los delincuentes, lo que se necesita es que los delincuentes sientan que hay policía de uniforme patrullando por el pueblo», criticaba en su escrito.

En la asociación de comerciantes de Barakaldo (ACE), a la que está adscrita Ziccarola, indicaron que el número de atracos en comercios ha descendido. «Estamos en contacto con la Ertzaintza y en los últimos tres meses sólo teníamos constancia de un robo de poca cantidad en Cruces y otro en el centro», informaron.

Tampoco los propietarios de las tiendas ubicadas en la calle Gipuzkoa reconocieron tener constancia de otros atracos en los últimos meses. Una de ellas fue quien encontró ayer a la víctima. «Llegué a las diez menos cuarto y al comprobar que ya había abierto, me acerque. Entonces vi que estaba tumbada en el suelo con el teléfono en la mano, pero en ese instante llegaba la Policía y me pidieron que saliera», relató a este periódico. Otra comerciante de la zona recordaba el asalto que se produjo hace tan sólo mes y medio en este mismo establecimiento de moda infantil. «Fue después de las ocho, por lo que ya no estábamos, pero debieron cogerla cuando salía de la tienda», recordaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos