El PNV de Berango sufre otro varapalo con el presupuesto

Bildu, PP y BE, mayoría en el pleno, rechazan las cuentas y la alcaldesa advierte que las inversiones pueden quedar paralizadas

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNABERANGO.

El equipo de gobierno de Berango volvió a sufrir un nuevo varapalo al ver como los votos de Bildu, PP y Berangoko Ezkerrak echaban para atrás el proyecto de presupuesto municipal del próximo año. Por su parte PNV y PSE votaron a favor de la propuesta, pero se quedaron en minoría como ocurrió hace un mes cuando se anuló el convenio de venta de la campa de lantzarte por cuatro millones de euros a la sociedad pública Azpiegitura. Esta decisión obligará a prorrogar un año más el presente ejercicio presupuestario a no ser que se vuelva a presentar una nueva propuesta. Una variable que, por el momento, no baraja la alcaldesa, Anabel Landa, a «no ser que exista un consenso previo».

El proyecto contemplaba un presupuesto «muy austero» de 6,2 millones de euros, un 18% menos que en el presente año. Ocho de cada diez euros iban a ir destinados al gasto corriente y también estaban recogidas inversiones como la segunda fase de las instalaciones deportivas de Karabigane, con una dotación económica de 400.000 euros, o la reparación de las ventanas del colegio.

Landa mostró su «preocupación» con el futuro de estos dos proyectos, toda vez que prorrogar los presupuestos permite funcionar al Consistorio con normalidad, pero «no se puede destinar ni un euro a inversiones» a no ser que sean aprobadas por pleno.

«Vender humo»

Tanto Bildu como Berangoko Ezkerrak presentaron dos enmiendas a la totalidad que tampoco salieron adelante. En el caso de la coalición abertzale, su propuesta se centraba en el rechazo a cualquier «macro proyecto» urbanístico, apostando por «inversiones realizables», según defendió la edil Eloien Rodríguez.

Sus postura pasa por «promover la participación ciudadana», la redacción de un plan de vivienda, una nueva parada de autobús, el arreglo de las ventanas del colegio y destinar los «500.000 euros previstos obtener de aprovechamientos urbanísticos a la adquisición de terrenos» para edificar VPO.

Por su parte el único concejal de BE, Koldo Martínez, acusó al equipo de gobierno de «vender humo» con un presupuesto definido por la «la mala gestión del equipo de gobierno anterior soportada en la especulación inmobiliaria».

La portavoz del PP, María Dolores Malo de Molina, puso de manifiesto la «falta de credibilidad» del PNV al «no ejecutar diversas partidas» este año y criticó su previsión de ingresos para 2012 por «no ajustarse a la realidad». Finalmente el representante del PSE, Joseba Markaida, tomó la palabra para calificar de «error» el rechazo de la propuesta de presupuesto para 2012, y no dudó de acusar de «demagógicos» algunos de los argumentos expuestos por el resto de partidos de la oposición municipal

Fotos

Vídeos