Golpea a su pareja con un ordenador portátil en Bilbao

Otro hombre de 58 años fue detenido ayer en Deusto al quebrantar la orden de alejamiento de su excompañera sentimental

IKER ALAVABILBAO.

Un hombre fue detenido el sábado en Bilbao después de golpear con un ordenador portátil a su pareja en la cabeza. Los hechos se produjeron a media mañana en el transcurso de una disputa familiar en el domicilio que ambos compartían en el barrio de Larraskitu, según señala la nota de prensa emitida ayer por el Departamento vasco de Interior.

Una patrulla de la Ertzaintza se trasladó a la vivienda, donde encontró a la mujer con una herida sangrante en la cabeza. A continuación, los agentes procedieron al arresto del agresor, de 30 años, por un delito de violencia de género, añade la nota. El detenido fue traslado a dependencias policiales para llevar a cabo las correspondientes diligencias y ser puesto posteriormente a disposición judicial.

En la madrugada del domingo, otro varón, de 58 años, fue arrestado en Deusto por quebrantar una orden de alejamiento que le impedía ver a su antigua compañera sentimental. Fue la propia mujer la que alertó a la Policía autonómica ante las reiteradas llamadas de su expareja al portero automático del domicilio y a su teléfono.

Amenaza a la Ertzaintza

Una unidad de la Ertzaintza se acercó hasta el lugar y, sobre las 2.30 horas, localizó en las inmediaciones de la casa al hombre, quien contaba con una orden de alejamiento, procediendo a su detención. Según Interior, el individuo amenazó tanto a la mujer como a los agentes que le habían arrestado. El varón fue llevado a la comisaría para ser puesto en las próximas horas a disposición judicial.

No son los únicos episodios de violencia machista registrados estos últimos días en Bizkaia. El pasado viernes un individuo fue detenido en Barakaldo acusado de agredir y amenazar con una escopeta a su mujer y a su hija tras una discusión en el domicilio familiar. Fue otro hijo de la pareja el que, tras presenciar las agresiones, llamó al 112 y denunció a su padre.

Al parecer, el hombre tiró del pelo a su mujer y a su hija y, cuando éstas trataban de huir de la vivienda, las intimidó con un arma larga. Tras recibir el aviso, de inmediato una patrulla de la comisaría de la Ertzaintza de Sestao se desplazó hasta la dirección indicada por el comunicante. Los agentes comprobaron que la mujer presentaba heridas sangrantes en el cuello, por lo que fue trasladada a un centro sanitario para conocer su estado.