Alemania alcanza el mayor nivel de empleo desde 1990

Ahora hay 2,8 millones de personas en paro y los analistas esperan que la situación aún mejore más el próximo ejercicio

ENRIQUE MÜLLER CORRESPONSALBERLÍN.

El terremoto de la deuda está causando estragos en la economía europea, pero Alemania parece inmune a la crisis. Ayer, la Oficina Federal de Estadísticas -Destatis- germana reveló que el país se encamina hacia una meta que parece imposible de alcanzar en España: el pleno empleo. Según Destatis, Alemania registró en el tercer trimestre del año el mayor nivel de empleo desde la unificación del Este y el Oeste en 1990, con un total de 41,2 millones de trabajadores registrados. Supone una mejora del 1,2% o 495.000 empleados respecto al mismo periodo de 2010. En los trimestres precedentes las cifras habían sido algo mejores: del 1,4% y del 1,3%.

Aunque el país aún cuenta con 2,8 millones de personas sin empleo, las perspectivas que ofrece el mercado laboral, a pesar de una crisis de dimensión planetaria, siguen siendo positivas. El próximo año, el número de personas sin ocupación continuará bajando y la meta del pleno empleo va a dejar de ser una quimera en los estados de Baviera, Baden Württemberg y Hesse.

Mejora global

Según Destatis, en el tercer trimestre todos los sectores económicos experimentaron una mejora del empleo. El incremento más importante se registró en el de los servicios a empresas, que logró ofrecer trabajo a 189.000 personas más; mientras que los servicios del comercio, transporte y alojamiento contrataron a 139.000 trabajadores. En la construcción, que en España se encuentra bajo mínimos tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, se crearon 33.000 nuevos puestos de trabajo.

El más reciente informe sobre la fortaleza del mercado laboral germano es la segunda buena noticia que ha ofrecido Destatis a lo largo de esta semana tan complicada para la UE. El martes pasado, la Oficina Federal de Estadísticas reveló que el Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania había registrado en el tercer trimestre una expansión del 0,5 % con respecto a los tres meses anteriores, cuyo dato fue revisado al alza, hasta el 0,3 %, un resultado que arroja hasta la fecha un crecimiento interanual del 2,5%. Fue, junto con el dato de crecimiento de Francia, un soplo de aire fresco para una Unión deprimida.

El principal factor que contribuyó al fortalecimiento del PIB del país que comanda Angela Merkel fue «el incremento del consumo de los hogares», señaló Destatis: una observación que demuestra que los alemanes, a pesar del tsunami que convulsiona Europa, no se han dejado intimidar y han vuelto a consumir para alegría de todo el Viejo Continente.