Detienen a tres maltratadores en Bizkaia el fin de semana

Los agresores, de entre 29 y 46 años, golpearon a sus parejas en sus domicilios de Bilbao y Barakaldo

A. H.BILBAO.

Tres presuntos maltratadores han sido detenidos a lo largo del pasado fin de semana en Bizkaia. El primer caso de violencia de género se produjo el sábado a las siete de la tarde en un bar de la calle San Francisco de Bilbao. La Ertzaintza recibió un aviso de que una pareja «estaba ocasionando molestias» en el local. Cuando los agentes llegaron al lugar e identificaron a los protagonistas de la trifulca, la mujer manifestó que su compañero sentimental la había agredido la noche anterior y mostró los hematomas y arañazos que tenía en los brazos. Ante estas evidencias, los policías arrestaron al acusado, un hombre de 34 años.

En la medianoche del sábado se produjo otra agresión machista en la calle Bagatza de Barakaldo. Los agentes de una patrulla de la Ertzaintza encontraron a la víctima en la calle. La mujer les indicó que había sido golpeada por su ex pareja. El supuesto agresor, un hombre de 46 años, fue localizado y detenido en las inmediaciones de la vivienda media hora más tarde.

Horas después, alrededor de las dos y veinte de la madrugada, otro episodio de violencia de género movilizaba a la Ertzaintza. Una unidad se dirigió a la calle Pormetxeta de Barakaldo, donde un particular había alertado de que se estaba produciendo una agresión a una mujer en un domicilio. Cuando los agentes subieron por la escalera y llamaron al timbre, fueron recibidos por un hombre que abrió la puerta y negó que se estuviera produciendo un altercado.

No obstante, los policías insistieron en comprobarlo y accedieron al interior de la casa. En una de las habitaciones encontraron a una mujer, que presentaba diversas lesiones en los brazos y la cara. En un primer momento, la joven, atemorizada por las posibles represalias, negó que hubiera sido víctima de una agresión, aunque finalmente se derrumbó y reconoció que su pareja la había golpeado y le había provocado las lesiones.

El individuo, un joven de 29 años, fue arrestado bajo la acusación de un delito de malos tratos. Los policías comprobaron que sobre él pesaba una orden de alejamiento de la víctima.