Bares... ¡Qué lugares!

Así concluye el texto ganador del concurso de microrrelatos en servilletas de papel convocados por la Asociación Los Lirios

I. L.LOGROÑO.
La Asociación Los Lirios eligió el mejor microrrelato entre 22. ::
                         A.I./
La Asociación Los Lirios eligió el mejor microrrelato entre 22. :: A.I.

Poco cabe en una servilleta de papel, pero a Francisco Jesús Eguíluz le ha servido para retratar una escena en un bar de la calle Madre de Dios, un día cualquiera, con la historia que le «llevó a la soledad de ese hombre de mediana edad, velador del fondo a la izquierda, antes siempre acompañado de una sonrisa y de una atractiva mujer», en su microrrelato 'Por ella'.

«Me gusta escribir en los bares, viendo a la gente, respondiendo a los porqués de alguien que está tomando un café solo, y depende de cómo te encuentres tú subjetivamente, compartir la vida de los demás contigo mismo», cuenta el protagonista que recibió el premio de la Asociación de Vecinos Los Lirios por el concurso 'Microrrelatos en servilletas de papel', que consiste en una placa y un diploma honoríficos y un bono de 75 euros canjeable en la librería Santos Ochoa.

Aunque asegura que el espacio se queda corto para la narrativa, ahí está el reto, dice Eguíluz, quien obtuvo su primer triunfo literario. En esta tercera edición se han presentado 22 candidatos al concurso y, aunque fueron más que en la convocatoria anterior, la categoría de menores de 18 años ha quedado desierta, comenta Silvia Eguíluz, secretaria de la asociación.

«Siempre es interesante que se fomente la participación y la creatividad», dijo Pilar Montes, concejala de Cultura.