Túnez dice que jugará en Bilbao y Euskadi que aún no hay rival

La Federación mantiene contactos con la selección norteafricana, dispuesta a desplazarse a la villa en Navidad

J. ORTIZ DE LAZCANOBILBAO.
Imagen del encuentro disputado en mayo en Estonia. ::                         I. PÉREZ/
Imagen del encuentro disputado en mayo en Estonia. :: I. PÉREZ

El seleccionador de Túnez, Sami Trabelsi, anunció ayer que su selección se medirá a Euskadi el próximo 26 de diciembre en San Mamés, en el tradicional partido navideño de la tricolor que servirá además como estreno en el banquillo de José María Amorrortu, a dúo con Mikel Etxarri.

Pese a la rotundidad del anuncio, la Federación Vasca salió al paso para anunciar que el acuerdo no está sellado y que, de hecho, se mantienen contactos abiertos con otras once selecciones. Además, insistió en que el partido será el miércoles 28 y no el lunes 26.

Trabelsi indicó que Túnez juega el día 22 ante Cataluña y cuatro días después en Bilbao. Esos dos partidos permitirían a los tunecinos prepararse para la fase final de la Copa África'2012, que tendrá lugar en Gabón y Guinea Ecuatorial.

Túnez se ha clasificado para cuatro Mundiales. Se estrenó en Argentina'78. Allí hicieron historia al convertirse en el primer equipo africano en ganar un partido en este torneo, cuando venció a México 3-1. En ese mismo torneo, también consiguieron un empate a cero con Alemania Federal, campeón defensor. Tras veinte años de ausencia, volvieron al Mundial en Francia'98, Japón-Corea del Sur'02 y luego en Alemania'06. Nunca han superado la primera fase. Su mayor éxito fue ganar la Copa África que organizaron en 1994.

Dos requisitos

No es seguro, advierten las fuentes federativas consultadas, que Túnez juegue en San Mamés, aunque cumple dos requisitos importantes. Es un equipo de nivel -el 61º en el ránking FIFA, en el que llegó a ser el 19º en 1998- y además ha dado su consentimiento. «Es un equipo que me gusta», admitió ayer un alto directivo federativo a este periódico. Eso sí, el mismo dirigente resaltó que es imposible jugar el 26. «El partido es el miércoles 28. Los jugadores regresan de vacaciones el 26 tras pasar la Navidad en casa».

«Ellos han mostrado su disposición, pero ahora debemos decidir nosotros», añadió la misma fuente. En los últimos días, la Federación ha descartado a Eslovaquia, que no garantizaba traer un mínimo de nueve internacionales habituales. Antes hizo lo mismo por la idéntica causa con Chile. Ahora, según ha podido saber este periódico, hay varias selecciones con las que se mantienen contactos abiertos para jugar en Bilbao. Son las americanas Costa Rica, Panamá y Bolivia, las africanas Angola, Guinea Ecuatorial, Guinea-Conakry y Bostwana, las europeas Bosnia-Herzegovina, Albania y Letonia y Nueva Zelanda, de Oceanía.

La Federación Vasca se puso en contactos con agentes para que le busquen rival. Uno de ellos, catalán, es el que ha sondeado a Túnez. Los norteafricanos piden 150.000 euros. Rivales como Letonia pueden costar la mitad. «Dentro de unos días veremos qué equipos están dispuestos a venir y entonces decidiremos».