Ortuella aprueba la liquidación de 2010 con una deuda de 3,7 millones de euros

S. O.ORTUELLA.

El Pleno de Ortuella aprobó el pasado jueves las cuentas generales de 2010 con una deuda viva de 3,7 millones de euros. En esa cuantía se incluyen los 700.000 euros que el Consistorio tendrá que devolver a la Diputación por la reducción de la recaudación foral. «No sólo ocurre en nuestro pueblo, sino en todos los ayuntamiento de la provincia", señaló ayer el alcalde, Oskar Martínez. El regidor tomó esta decisión por decreto, lo que ha despertado las críticas del PSE. «He actuado en base a la Ley de Bases aprobada por el propio Partido Socialista. Estamos interesados en no alargar este tema», explicó.

Los socialistas rechazaron las cuentas municipales de 2010. «Los ingresos no cubren el pago de los gastos y los préstamos que tiene pendientes el Ayuntamiento. Si no se toman medidas para contener el gasto y recuperar la financiación podemos acabar en una situación de insuficiencia financiera», afirmó su portavoz, Alberto Marinero.