El casco antiguo de Plentzia pide ser área de rehabilitación especial

La nueva catalogación permitirá al Consistorio acceder a una línea de ayudas con la que financiar la restauración del centro medieval

EVA MOLANOPLENTZIA.
El casco histórico es Conjunto Monumental desde 2009. ::                             L. A. GÓMEZ/
El casco histórico es Conjunto Monumental desde 2009. :: L. A. GÓMEZ

El Ayuntamiento de Plentzia reclamará al Gobierno vasco la declaración de su centro histórico como zona de rehabilitación especial, un anhelo de la Corporación que permitiría obtener fondos para que sus añejas fachadas y monumentos reluzcan como antaño. El Ejecutivo lo declaró en 2009 bien cultural con la categoría de Conjunto Monumental y la institución local ya ha aprobado de forma inicial el nuevo Plan Especial de Rehabilitación (PER) para adaptar las directrices urbanísticas locales a la nueva normativa autonómica que regula el grado de protección de los diferentes elementos del casco antiguo. En fase de exposición pública hasta el 15 de septiembre, una vez entre en vigor el documento el Consistorio encargará un proyecto de rehabilitación que detecte las carencias de conservación que precisa el núcleo originario de la villa, un paso imprescindible previo para que el Gobierno tramite su declaración como Zona de Rehabilitación Especial. Fuentes municipales confían en licitar la redacción del documento antes de fin de año. El Ayuntamiento ya cuenta con fondos para financiarlo, 600.000 euros de una subvención autonómica.

La ingeniería adjudicataria deberá analizar el estado de todas las redes municipales subterráneas del casco y de sus edificios, avanzar las prioridades de reforma y su coste. «Los servicios están bastante afectados y ocasionan muchos problemas porque no se tocan desde hace más de 40 años; pero queremos concretar su estado y que nos marquen pautas concretas para su regeneración», explica la teniente de alcalde, Silvia López de Guereñu.

El único sin ayuda de Bizkaia

En cualquier caso, el objetivo del Consistorio no pasa sólo por renovar el saneamiento, la energía y los pluviales el firme y el mobiliario urbano. La intención es que también se otorguen ayudas a particulares y comunidades, ya que muchos de los edificios también se encuentran en mal estado. Además de ser antiguos, están poco conservados.

López de Guereñu explica que el de Plentzia es el único casco antiguo de Bizkaia que no ha recibido subvenciones supramunicipales para su remodelación. Con el nuevo PER se intenta proteger la actual configuración urbana que se extiende desde la ribera de la ría y el entramado de calles que componen el casco medieval hasta el centro cultural Goñi Portal. Allí se mezclan los restos de casas de marinos, edificios centenarios y palacetes construidos por los burgueses del siglo XIX.

Don Lope Díaz de Haro, Señor de Vizcaya (1214-1239) pobló la villa en 1236, y su nieto Don Diego López de Haro le concedió carta puebla en 1299. Los terribles incendios que la asolaron en 1437 y a finales del siglo XVII acabaron con la mayoría de sus tesoros, pero hoy todavía cuenta con grandes joyas: la Iglesia Santa María Magdalena, del siglo XV, el Arco de Santiago, uno de los escasos restos de la muralla medieval, y el Torreón, que acoge el Museo Marítimo Plasentia de Butrón.